EFEMéxico

La Cámara de Diputados de México aprobó este miércoles con 306 votos en favor, 129 en contra y cuatro abstenciones, el dictamen por el que se crea la Ley de Amnistía, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La ley prevé la liberación de personas acusadas por diversos delitos como aborto, incluyendo a las mujeres que interrumpieron el embarazo, a los médicos o parteras, practicantes del procedimiento.

También incluye los delitos contra la salud por posesión y transporte de narcóticos en los casos que se trate de personas en estado de vulnerabilidad y los cometidos por integrantes de los pueblos indígenas a quienes no se haya garantizado el debido proceso.

También el robo simple sin violencia y no reincidente; la sedición y delitos políticos, con excepción del terrorismo, y el delito de homicidio por razón de parentesco, cuando el sujeto pasivo sea el producto de la concepción en cualquier momento de la preñez.

El dictamen precisó que no se concederá el beneficio de esta ley a quienes hayan cometido delitos contra la vida o la integridad corporal, ni a quienes cometieron el delito de secuestro, o cuando se hayan utilizado armas de fuego en la comisión del delito.

En la fundamentación del dictamen, la secretaria de la Comisión de Justicia, la diputada Claudia Pére, del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), explicó que la amnistía es un instrumento del Estado que ejerce a través del Poder Legislativo.

"Su pretensión y alcance es olvidar la acción que la ley asume como delictiva y que se les atribuye a determinadas personas para que puedan reintegrarse a la sociedad, lo que permite dar por terminados los procesos sin que hubieran fallado y que queden sin efectos las condenas", apuntó.

Mencionó que la ley "debe ser delimitada y de manera concreta debe establecer cuáles son las conductas delictivas a considerar, así como las cualidades de las personas a las que se dirige".

Por ello, dijo, se establecen "casos muy específicos que no tienen nada qué ver con acciones delictivas en las que se emplearon armas o se produjeron actos violentos, ni mucho menos cuando acontecieron con la intervención de grupos criminales".

En tanto, diputados del conservador Partido Acción Nacional (PAN) votaron en contra de la Ley de Amnistía, y apuntaron en conferencia que las leyes de amnistía o las que tienen como fin lograr una justicia transicional "primero atienden las causas y no a los efectos, y esta ley no atiende ninguna causa real".

El diputado Jorge Luis Preciado aseguró que 65 % de los que han estado en la cárcel son reincidentes, es decir que "la gente que ya salió y regresó es porque el sistema de justicia no está funcionando adecuadamente".

"En esta ley están contemplado que alguien salga de la cárcel con mecanismos como la preliberacion, remisión parcial de la pena o hasta indulto", expuso.

Según el dictamen, la Ley de Amnistía beneficiará a personas que no sean reincidentes, que su sentencia no sea por homicidio, lesiones o secuestro, que no hayan utilizado armas de fuego ni hayan incurrido en alguno de los delitos graves enlistados en el artículo 19 de la Constitución o que hayan cometido otros delitos graves del orden federal.

Dicho artículo señala que se ordenará prisión preventiva oficiosamente, entre otros casos, en los de abuso o violencia sexual contra menores, delincuencia organizada, homicidio doloso, feminicidio, violación, secuestro, trata de personas y robo de casa habitación.

El dictamen, que será turnado al Senado para su análisis y eventual ratificación, también indicó que las personas a quienes beneficie la ley no podrán ser en lo futuro detenidas ni procesadas por los mismos hechos y será la Secretaría de Gobernación la que coordinará las acciones para facilitar la reinserción social de las personas beneficiarias de esta ley, en términos de la legislación aplicable.