EFECiudad de México

Los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), la Liga Mx y sus clubes han ignorado la asesoría del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) para recabar de forma correcta información privada de los hinchas.

"El problema es que para hacer lo que la FMF anunció tendría que haber tocado base con el INAI. No es nada más levantar un registro que incluye datos biométricos porque así se les ocurrió. Hay una serie de parámetros y deberes que cumplir para esto", explicó a Efe Francisco Javier Acuña, comisionado del INAI.

El pasado 8 de marzo los directivos del balompié mexicano acordaron una serie de medidas para que no se repitan hechos violentos como la batalla multitudinaria entre aficionados del Querétaro y el Atlas que dejó 26 heridos.

Entre las nuevas disposiciones se encuentran la recolección de datos personales de los aficionados que asistan a los estadios que éstos deberán ingresar a un sistema que controlarán los directivos.

Entre la información que brindarán los seguidores para llevar un registro de quiénes estarán en las tribunas figuran su nombre, identificación oficial y a partir de la temporada 2022-2023 todos los aficionados serán reconocidos en los estadios por un sistema de reconocimiento facial, que forma parte de los datos biométricos considerados "sensibles" por el INAI.

El registro de aficionados fue propuesto en enero pasado por la FMF para terminar los gritos homófobos en los partidos de la selección mexicana y fue probado en el Estadio Azteca en los duelos eliminatorios ante Costa Rica, el 30 de enero, y Panamá, el 2 de febrero.

Acuña admitió que desde la entidad que integra están "preocupados" por esta forma de recabar los datos, entre otras cosas porque los directivos no han pedido al INAI una retroalimentación a su proyecto para no recurrir en faltas como pedir datos excesivos, evitar la vulneración de la información o hacer un mal uso de ella.

"El reconocimiento facial se ve como una medida, lo adelanto, exagerada. ¿A ese nivel, de identificar el rostro en todo el partido y a conservar imágenes aunque no haya grito homófobo o violencia. Registrar un beso, un abrazo, cualquier cosa que pueda ser bochornosa propia de tu privacidad?", lamentó el especialista.

El antiguo comisionado presidente del INAI aseguró que no están en contra de que se tomen medidas para terminar con la violencia y la discriminación en los estadios, pero sí de que se sigan las reglas para conservar la privacidad de los más de 3 millones de aficionados que acuden por temporada a los partidos de la Liga Mx cuando los estadios operan a su máximo aforo.

Yon de Luisa, presidente de la FMF, respondió en rueda de prensa a Efe que los datos que recabarán se quedarán resguardados por tiempo indefinido y que la Federación tiene expertos en seguridad digital para evitar fugas de los mismos.

"Las autoridades solo podrían usar los datos para prevención y manejo de hechos violentos. Eso de decir por tiempo indefinido no se puede. Tampoco pueden usarlos para cumplir finalidades adicionales como son fines comerciales, eso sería un mal uso de los datos", comentó.

Javier Acuña reconoció que ahora no saben de las medidas de seguridad que tomarán las autoridades del balompié para proteger la información.

"Están a tiempo de venir de forma urgente y no estar haciendo levantamiento de datos que puedan poner en riesgo a las personas. El mayor problema es que no tengan claridad de la responsabilidad y gravedad del asunto", afirmó.

El abogado adelantó que el INAI podría echar para atrás estas nuevas reglas en el fútbol en caso de comprobar su mala implementación, así como sancionar a los directivos.