EFEMéxico

El esloveno Luka Doncic, en su segunda temporada en la NBA, bate cada día records que pertenecían a jugadores como Michel Jordan o Lebron James. Mañana se disputa el primer partido del NBA México 2019, entre Dallas Mavericks y Detroit Pistons. Hoy se realizó el 'Media Availability' del equipo tejano en el que algunos jugadores compartieron con los periodistas.

La posible presencia de Luka Doncic motivó que más de 30 medios de comunicación esperasen impacientes en la puerta del hotel en el que se aloja Dallas Mavericks. Finalmente acudió al encuentro el jugador esloveno y entre una masa informa de micros y cámaras contestó lacónicamente diversas preguntas.

La llegada al hotel del equipo de Dallas Mavericks ya dejó claro el estatus que ocupa el joven jugador hecho en la cantera del Real Madrid. Fue el último en entrar por la puertas del hall y escondido bajo una capucha. La actitud esquiva del MVP de los meses de octubre y noviembre en la conferencia oeste, el más joven en la historia en lograrlo, uno de sus ocho records ya batidos, se mantuvo en el encuentro con los medios de comunicación aunque esta vez ya con la cabeza despejada.

Sobre su gran momento en la NBA dijo: "Lo atribuyo al trabajo que ha hecho personalmente y al realizado con el equipo en pre temporada".

De su pasado en el baloncesto europeo y los contrastes con la NBA señaló que "hay grandes diferencia por las reglas y minutos de juego".

Su pasado madridista fue otro de los temas sobre los que contestó preguntas. Confesó cómo le ayudaron los consejos de Rudy Fernandez, Sergio "Chacho" Rodríguez y Gustavo Ayon.

"Siempre me hablaban de la NBA, de cómo era jugar ahí, sus consejos me han ayudado".

La prensa mexicana se interesó por su relación con el mexicano Ayon y señaló que el pívot, actualmente parte de la plantilla del Zenit de San Petersburgo, le escribió ofreciéndole su ayuda por si necesitase algo en su visita a México. Expresó así mismo el deseo de que el Real Madrid juegue algún día en la NBA y que de Sergio Llul se aprende "a ser un líder fuera y dentro de la cancha".

Aconsejó a los jóvenes disfrutar del baloncesto como receta para emular sus éxitos. El esloveno dijo no haber encontrado gran diferencia en su juego a pesar de las cifras que le colocan como una de las estrellas de esta temporada.

Definió su estilo de juego como "un poco de todo" y que su posición en el campo preferida es la de "base". Lógicamente sus éxitos en forma de récords y sus partidos en los que no logró brillar, formaron parte de la ronda de preguntas.

Interrogado por EFE sobre el porqué de su mal encuentro antes los Ángeles Clippers de Kawhi Leonard y Paul George, si fue una cuestión mental, física o de experiencia Luka Doncic acompañó con una mirada desafiante un breve "solo fue un mal partido".

Fueron pocas las miradas a los periodistas que le preguntaban, una de ellas cuando se mencionó el significado de batir cada semana un récord y en concreto en los que ha superado a Michel Jordan, y la responsabilidad que supone.

"Hay muchos datos, casi cada día hay algún récord, pero es mi segunda temporada y tengo mucho más que hacer", señaló.

Su equipo, Dallas Mavericks, está ahora mismo en posición de playoffs. Sobre hasta dónde llegarán en esta temporada en la NBA contestó:

"No sé, lo diré después de la temporada" Finalizó atreviéndose a señalar candidatos para el título: Los Angeles Lakers, los Angeles Clippers y Milwaukee Bucks.

Mañana se medirá a Detroit Pistons en su primer partido en un país del que dijo ya conocer "las playas de Cancún".