EFEMéxico

Al menos 74 % de los pacientes que viven con esclerosis múltiple y se atienden en instituciones de salud públicas en México han interrumpido sus tratamientos debido a la escasez de medicamentos, según revela una encuesta realizada por una organización civil.

El censo de la organización Unidos Combatiendo la Esclerosis Múltiple (UCEM) reveló que la situación comenzó desde principios de año y, según los encuestados, se ha intensificado en los últimos meses sin que las autoridades correspondientes indiquen cuándo se regularizará el servicio.

En un comunicado, la organización denunció que la pandemia por la covid-19 dejó sin opciones a los pacientes que padecen esta enfermedad, pues también se han suspendido sus citas, terapias, rehabilitación, estudios y trámites.

Señaló que, a consecuencia de esta situación, más del 40 % de los encuestados considera que ha empeorado el estado de su enfermedad con más brotes, problemas de depresión y han tenido un deterioro físico generalizado lo cual "ha aumentado su nivel de discapacidad".

Pese a ello, sólo 30 % de los pacientes ha emitido alguna queja por la interrupción de su tratamiento y es que 83 % de ellos dijo desconocer los medios y mecanismos para realizarlas.

Ante este panorama, la UCEM hizo un llamado a las autoridades para solucionar esta problemática "que deteriora la salud de los pacientes e, incluso, pone en riesgo su vida", señaló Claudia Salcedo, directora de esta asociación.

Recordó que a nivel mundial esta enfermedad es la segunda causa de discapacidad en adultos jóvenes pues ataca al sistema nervioso central y puede afectar la motricidad, movilidad, sensibilidad, el habla, la visión y las habilidades cognitivas.

Señaló que al ser una enfermedad tan compleja requiere de atención integral, la cual no se reduce solo al acceso a servicios y tratamientos médicos, sino que requiere capacidad institucional que genere condiciones de inclusión, desarrollo y empoderamiento para quienes viven con esta condición.

Dijo que por ello es "fundamental" crear un registro nacional de pacientes que permita contar con datos y así poner en marcha políticas públicas de salud adecuadas.

Y explicó que la asociación trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con esclerosis múltiple y sus familias.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la forma de comprar las medicinas impuestos por el Gobierno de López Obrador, quien asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2018.