EFEGinebra

El candidato propuesto por el Gobierno de México, para dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC), Jesús Seade Kuri, salió este viernes de la carrera al no haber reunido apoyos suficientes para pasar a la segunda fase de selección, informó hoy la Organización.

Seade era el único latinoamericano entre los ocho candidatos iniciales que se habían presentado para reemplazar al brasileño, Roberto Azevêdo, quien dirigió la OMC durante siete años y renunció un año antes de concluir su segundo mandato para trabajar en la multinacional Pepsi.

También han quedado fuera de la carrera Tudor Ulianovschi, candidato de Moldavia, y Abdel-Hamid Mamdouh, de Egipto.

Han pasado a la segunda fase de selección Yoo Myung Hee (Corea del Sur), Mohammad Maziad Al-Tuwaijri (Arabia Saudí), Amina Mohamed (Kenia), Ngozi Okonjo-Iweala (Nigeria) y Liam Fox (Reino Unido).

Según fuentes consultadas luego de conocerse este resultado, Seade partió en esta competencia con la desventaja de ser latinoamericano, como lo es Azevêdo, lo que chocaba con la voluntad de que haya una rotación geográfica en la dirección de la OMC, a pesar de que no hay una regla escrita al respecto.

Por ello, a pesar de que Seade recibió un importante respaldo de los países latinoamericanos durante las consultas confidenciales efectuadas por un panel (encargado de identificar a los candidatos capaces de generar consenso) entre los 164 países miembros, esto no resultó suficiente para llevarlo a la siguiente etapa.

Un proceso similar se repetirá a partir de la próxima semana, cuando los tres miembros del panel se reúnan con la delegación de cada país para pedirle los nombres de sus dos candidatos favoritos.

Se espera que en unas dos semanas el panel anuncie quienes serán los candidatos finalistas, a partir del resultado de sus consultadas confidenciales.

El proceso de repite en una tercera ronda con la intención de que salga un candidato de consenso, ya que éste es el principio que define la manera de funcionar de la OMC, una organización en la que no se vota.

El plazo para que el panel proponga a un director general vence el próximo 7 de noviembre, apenas cuatro días después de las elecciones en Estados Unidos, cuyo resultado impactará sin duda la marcha de la Organización y el proceso de elección de su nuevo liderazgo.

La OMC ha sido blanco de violentos ataques verbales por parte del presidente estadounidense Donald Trump, cuyo gobierno bloquea el normal funcionamiento de la entidad, que vela por el cumplimiento de las reglas que rigen el comercio mundial, que en estos momentos atraviesa una grave crisis a causa de la pandemia.

EE.UU. impide desde el pasado 11 de diciembre el funcionamiento del Órgano de Apelación de la OMC, la máxima instancia de resolución de disputas comerciales entre los Estados y que funciona como un tribunal.

Sin resultados concretos en las negociaciones de nuevos acuerdos comerciales desde hace años, el rol de arbitraje de la OMC es esencial y el que le da su importancia más visible.

Varios países coinciden en que es probable que el nuevo director general no entre en funciones hasta inicios del próximo año, dependiendo sobre todo de la posición que asuma EE.UU.

La candidata de Kenia, Amina Mohamed, es considerada la favorita, por su experiencia de antigua embajadora de su país ante la OMC, donde asumió roles de responsabilidad; y porque una gran parte de países en desarrollo consideran que es el turno de Africa, que nunca ha tenido un director general en los 25 años de funcionamiento de la institución.