EFECancúnyo (México)

Los destinos turísticos del Caribe Mexicano restringieron la venta de bebidas alcohólicas y han colocado filtros sanitarios de acceso a las poblaciones como medidas para el avance del coronavirus, que hasta este jueves acumula 585 casos y ocho fallecimientos.

Las medidas han llegado al extremo de prohibir el acceso de los turistas, mexicanos o extranjeros, a la isla de Holbox, en el estado de Quintana Roo, luego de que se registró la primera muerte por COVID-19 en esta zona.

La Secretaría Estatal de Seguridad Pública de Quintana Roo ordenó un retén sanitario en el único acceso a Chetumal donde ya había un filtro de seguridad, lo que provocó que este jueves se vieran largas filas de vehículos intentando ingresar a la ciudad.

"Quienes no tengan necesidad apremiante o urgente de entrar o salir se les exhortará a regresar a sus domicilios. Es por la salud de todos", posteó en un twitter Alberto Capella Ibarra, secretario estatal de Seguridad Pública.

Las autoridades impusieron restricciones para la venta de bebidas con alcohol en municipios como José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto y Lázaro Cárdenas, donde este viernes entrará en vigor una "ley seca" que impide su venta.

En este municipio, donde se ubica la isla de Holbox, desde hace varios días la población colocó un retén en el acceso principal a Kantunilkin para evitar que entren a turistas.

Habitantes de la isla de Holbox explicaron a Efe que la drástica medida se debe a que pese a la intensa actividad turística en la zona no hay hospitales y solamente tienen pequeños consultorios médicos que serían insuficientes en una emergencia sanitaria.

Cancún, Chetumal, Cozumel y José María Morelos ya anunciaron restricciones para la circulación de autos durante la noche, a partir de las 10 de la noche ya no se permitirá que la gente circule en las calles.

Esta medida obedece también a una fase preventiva en materia de seguridad para frenar robos y evitar posibles saqueos a tiendas departamentales y de autoservicio.

En Cancún se ha ordenado al servicio público circular hasta las 22:30 horas (04:30 GMT) y se abrieron varias líneas telefónicas para atender a personas con problemas de depresión o ansiedad.

Otra de las medidas para atender a la población vulnerable es el reparto de despensas debido al cierre temporal de numerosos hoteles y empresas dedicadas al turismo que dejó a cientos sin trabajo y sin dinero para poder tener los básico durante la cuarentena.

Esta mañana la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres reportó una ocupación del 12,1 por ciento en Cancún, 7,2 en Puerto Morelos y 4,9% en Isla Mujeres.

De acuerdo con el organismo suman ya 46 hoteles los que han reportado el cierre temporal de sus operaciones en estos tres destinos por las afectaciones a la actividad turística, mientras que en Cozumel son 7 los que han cerrado.