EFEMiami

El exvicepresidente colombiano Óscar Naranjo Trujillo rechazó hoy las acusaciones hechas en un juzgado de Nueva York por parte del narcotraficante Alex Cifuentes, según las cuales el acusado pagó a la Policía Nacional para garantizar protección a su familia.

"Desconozco los motivos por los cuales este individuo miente en forma descarada", señaló el general retirado, en un comunicado fechado en Miami (Florida), en la que calificó de "declaración totalmente falsa" la acusación de Cifuentes.

Naranjo señaló que mientras fue director de la Policía Nacional entre los años 2007 y 2012 puso al descubierto "las actividades criminales de la organización narcotraficante de los Cifuentes Villa", y que lideró la "operación para desmontar esa organización criminal".

Agregó que durante la operación ocuparon "numerosos inmuebles y se aplicó la Ley de Extinción de Dominio a un número significativo de activos que poseía ese clan narcotraficante".

"Hay un hecho fundamental que destruye la mentira del narcotraficante expresada en el juicio, el cual tiene que ver con la captura de su hermana Dolly Cifuentes Villa que se produjo en el 2011", agregó el vicepresidente durante el mandato de Juan Manuel Santos (2010-2018).

En el juicio que se sigue en Nueva York contra Joaquín "el Chapo" Guzmán, el colombiano Alex Cifuentes aseguró que el narcotraficante pagó al expresidente de México Enrique Peña Nieto 100 millones de dólares en sobornos.

De acuerdo con Cifuentes, de 51 años y que trabajó para el Chapo entre 2007 y 2013, Guzmán Loera entregó esa cantidad a Peña Nieto a través de un intermediario, que identificó como "comadre María", señalan medios locales.