EFEMéxico

El saltador mexicano Iván García, medallista de plata olímpico en Londres 2012, aseguró este martes que se prepara sin perder la concentración para una larga pausa de competencias deportivas por la COVID-19.

"No pensé que los Juegos Olímpicos se fueran a retrasar tanto, pero no podemos hacer nada. Será una temporada larga y lo que debemos hacer es no perder la concentración y cuidarnos en aspectos como la dieta para que de esta forma no nos cueste trabajo volver a entrenar", señaló.

El saltador de 26 años, que en 2012 conquistó la presea de plata en la plataforma de clavados de los 10 metros sincronizados junto a Germán Sánchez, es uno de los deportistas mexicanos que aspiran a ser protagonistas en Tokio 2020 como parte de la delegación mexicana.

"Tenemos que pensar en la Copa del Mundo, que es en febrero, y conseguir ahí plazas olímpicas. Espero que también se realicen las Series Mundiales en Londres, en Rusia y que la FINA (Federación Internacional de Natación) invite a México", agregó.

García, quien ganó en 2019 la medalla de plata individual en los Panamericanos 2019, aprovechará esta pausa para recuperarse físicamente.

"Debemos pensar en una buena planificación. En mi caso, estoy realizando ejercicios de rehabilitación porque en ocasiones las rodillas me dan un poco de lata. No tengo nada grave, pero el cuerpo se desgasta y debo mantener bien mis articulaciones y tendones", aseveró.

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, informó el 19 de marzo el cierre del Centro de Desarrollo de Talentos Deportivo y Alto Rendimiento (CNAR), por lo que los atletas concentrados regresaron a sus casas como medida preventiva para no propagar la COVID-19.

También, los deportistas mexicanos que se entrenaban en la Escuela Nacional de Entrenadores y el Centro Paralímpico dejaron las instalaciones.

Iván, que se entrena en Guadalajara, también trabaja en su casa.