EFEMadrid

Gustavo Ayón quiere su cuarta Copa del Rey. Lo ha dejado bien claro durante los partidos de cuartos de final y semifinales del torneo que se disputa en Madrid, en los que ha sido el mejor jugador del conjunto blanco. Ha jugado cuatro finales, tres títulos, y este domingo buscará el cuarto.

El 'titán de Nayarit', el estado de la costa pacífica mexicana que le vio crecer, ha llegado a esta Copa del Rey en estado de gracia. Sólido en defensa y duro al ataque, donde también ha mostrado velocidad de pies, tanto en el derbi madrileño de cuartos contra el Movistar Estudiantes como en las semifinales de este sábado ante el Divina Seguros Joventut.

Contra los vecinos de la capital estuvo a punto del 'doble-doble', con 16 puntos (ocho aciertos de nueve tiros de dos puntos) y nueve rebotes, amén de tres asistencias, en un partido ante un rival que prácticamente no le planteó dificultades. En total, 27 puntos de valoración, el mejor del Real Madrid que ganó 94-63.

Ante el Joventut se planteaba un encuentro diferente, contra un equipo en crecimiento después de haber dado pasaporte al poderoso Kirolbet Baskonia en un partido magistral del base argentino Nico Laprovittola (con los consabidos 36 puntos y 50 de valoración) que opacó el trabajo de sus interiores, tanto el montenegrino Marko Todorovic (15 puntos y 7 rebotes) como el estadounidense Luke Harangody (15 y 4) rayaron a gran nivel.

Ni Ayón ni sus compañeros quisieron encontrarse con sorpresas de ningún tipo, e impusieron su juego sólido. Del azteca fue la primera canasta del encuentro, luego un mate y después un palmeo que iniciaba la escapada blanca (18-13, min. 8), un parcial que culminó de nuevo el mexicano (23-15) para el 26-18 que cerró el cuarto.

Tras un segundo periodo en el que fue el turno de su compañero caboverdiano Walter 'Edy' Tavares, el techo de este Real Madrid con sus 220 centímetros, el 'titán' regresó al parqué en el tercer cuarto. Si el 48-38 del descanso daba esperanzas al conjunto badalonés, ese periodo fue clave para acabar con ellas.

De nuevo fue Ayón el que inauguró el tanteador blanco, después de un tiro fallado por su compañero argentino 'Facu' Campazzo. En ese cuarto se cocinó la ventaja blanca, con protagonismo tanto del pívot mexicano como de su compañero argentino Gabriel Deck, que personificó la lucha salvando una pelota fuera mientras caía en el carril de la cámara móvil que bordea el lateral de la pista. Tanto el uno como el otro se retiraron con la ovación del WiZink Center.

Dosificados sus minutos por el entrenador blanco Pablo Laso, sabedor de que tendrá una dura lucha por el interior con los pívots del Barcelona Lassa, el croata Ante Tomic, el estadounidense Chris Singleton y el francés Kevin Seraphin, no volvió a haber noticias del pívot mexicano hasta los últimos tres minutos del cuarto final.

En ellos, Ayón redondeó sus estadísticas, finalmente cerradas en 16 puntos, ocho rebotes y tres asistencias, para un total de 21 puntos de valoración en el 93-81 final.

Contra el Barcelona Lassa, el mexicano buscará su particular póquer en la Copa del Rey, en la que cuenta con tres títulos: Gran Canaria 2015, La Coruña 2016 y Vitoria 2017. En Gran Canaria 2018 cayó ante el Barcelona, el mismo rival ante el que buscará la revancha este domingo en el WiZink Center de Madrid.

Miguel Ángel Moreno