EFEMéxico

A través de mesas redondas y conferencias, las jornadas CONTEC México pretenden acercar a profesionales internacionales y del país latinoamericano para intercambiar visiones y experiencias sobre la innovación en el mundo editorial.

El encuentro es una iniciativa que forma parte de la alemana Feria del Libro de Fráncfort y que se desarrollará entre hoy y el 15 de junio en el Centro de Cultura Digital de la Ciudad de México.

Como ha demostrado la reciente celebración de estas jornadas en Pekín, CONTEC enlaza a los diferentes actores del sector editorial para llegar a fines como "cooperaciones o coediciones de algunos libros", afirma a Efe Marifé Boix, vicepresidenta de la Feria del Libro de Fráncfort.

Hablar de innovación, destaca Boix, es hablar de aspectos muy diferentes, empezando por algo que "no es muy atractivo, pero es muy importante, los temas metadatos": "Hay que cuidar mucho más las informaciones sobre los libros, hay que nutrir los bancos de datos para que se llegue a informar mejor al comprador y aumentar las ventas".

Las mesas también contemplan puntos sobre cómo financiar la innovación, dado que "la tecnología es cara", o como se puede reforzar la colaboración, la cual, desde el punto de vista de Boix, es "la clave" para garantizar la continuidad del sector.

La cuestión es que la empresa editorial vea "qué necesita para renovar quizá el modelo de negocio", porque lo que hoy en día está funcionando no necesariamente se adaptará a los hábitos de lectura de las siguientes generaciones.

Boix destaca que todos estos aspectos son "complementarios a lo que se está haciendo con el libro impreso".

De acuerdo con una entrevista publicada por el portal Dosdoce.com, la venta de libros digitales creció en el último año un 110 % en América Latina, España y el mercado latino en Estados Unidos.

Esto, además de ser una "buena noticia", implica que "los libros que sufren una situación de difícil distribución en América Latina tienen una manera de viajar sin esas fronteras que significan los aranceles, el transporte y muchas otras trabas", considera Boix.

La piratería continúa siendo un "tema serio", pero evitar la publicación en digital porque es más fácil copiar un "ebook" que un producto impreso -valora- "no va a ayudar en nada".

Las nuevas tecnologías, por otra parte, permiten el surgimiento de una narrativa diferente con la combinación de diferentes formatos, una idea que falta explorar en profundidad "para ver cómo se puede llegar a vender y financiar", comenta Boix.

Muchas de las iniciativas que se discuten actualmente están enfocadas en conectar con los jóvenes, y para atraer "a los que no leerían un libro físico".

Por ejemplo, "pensando en que los jóvenes están siempre pegados a sus celulares, un modelo de negocio es vender el contenido que puede ser de un libro en dosis pequeñas, acomodadas al celular".

Asimismo, se ha dado un "boom" en la novela gráfica y el cómic, lo que ha beneficiado a gente que había perdido interés en la lectura: "Lo principal es que hayan vuelto a leer, y de esa manera engancharlos otra vez", remarca la vicepresidenta de la Feria.

CONTEC también incluirá un taller de autoedición y permitirá que aquellos que lo deseen puedan cerrar citas individuales con profesionales internacionales del sector editorial, como el creador de la plataforma Beemgee, Olaf Bryan Wielk, o Sven Fund, de la consultora FullStopp.