EFECiudad de México

Las autoridades mexicanas deben avanzar en la investigación de la masacre de los 19 migrantes guatemaltecos que aparecieron calcinados el 22 de enero de 2021 en el municipio de Camargo, en el estado mexicano de Tamaulipas, exigieron este viernes varias ONG.

"Urgimos a las respectivas autoridades a avanzar en la investigación del caso y de las redes de macrocriminalidad en la región, así como a la reparación integral a las familias de las víctimas y a garantías de no repetición", indicó en un comunicado el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), Fundación para la Justicia y la Red Jesuita con Migrantes Centroamérica.

El 22 de enero de 2021 una llamada anónima alertó a las autoridades de Tamaulipas sobre dos camionetas abandonadas e incendiadas en un camino vecinal del municipio de Camargo, en donde estaban los 19 cuerpos quemados, que después se supo, eran de migrantes guatemaltecos.

El Centro Prodh recordó que desde el hallazgo, la Fiscalía del Estado de Tamaulipas no ha esclarecido "cabalmente" estos crímenes, pese a la imputación de varios policías; mientras que la Fiscalía General de la República (FGR) no ha actuado para desarticular las redes criminales involucradas en los hechos.

"365 días sin respuestas, sin saber el porqué de la tragedia, cómo ocurrió y quién la ordenó, qué otras autoridades y a qué niveles están involucrados, pero también sin que haya llegado la prometida reparación integral del daño", lamentaron las organizaciones.

Además, recordó que en Tamaulipas se han registrado por lo menos cinco masacres contra migrantes desde 2010 "sin que se investigue con la debida diligencia y con un enfoque de macrocriminalidad la relación entre autoridades y la redes criminales" que persisten actualmente en la entidad.

Es por ello que, dijeron, la masacre de Camargo no se puede sumar a los casos de "impunidad histórica" como el ocurrido en San Fernando en 2010 donde fueron asesinados 58 hombres y 14 mujeres de diversas nacionalidades.

"El gobierno federal y local aún están a tiempo de dar respuestas", consideró el comunicado.

Por ello, se pidió a la Comisión Estatal de Atención de Víctimas a integrar de manera efectiva en la investigación a las víctimas e informarles constantemente sobre los avances; además de una reparación integral del daño a los familiares.

Asimismo, urgió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a emitir una recomendación por las "graves violaciones" a los derechos humanos que se cometieron en el caso y a Guatemala, de donde eran originarias las víctimas, a exigir justicia y verdad "desde una visión de acceso a la justicia transnacional y de cooperación entre Estados".

Finalmente, dijo que para evitar tragedias de esta magnitud es indispensable que las autoridades mexicanas esclarezcan con prontitud y certeza lo sucedido y lleven a los responsables ante la justicia y que el Estado mexicano dé un giro a su política migratoria "que no protege ni respeta los derechos humanos" para evitar repetir estas masacres.