EFEMéxico

Tras dejar la Presidencia y divorciarse, el exmandatario de México Enrique Peña Nieto (2012-2018) apareció en un convite bailando una popular cumbia con su nueva novia, Tania Ruiz.

En el vídeo de poco más de un minuto que se filtró este jueves a los medios de comunicación, se observa al expresidente, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), bailando animado con una mujer la famosa canción "17 años" de Los Ángeles Azules.

Tras dar varios giros y marcarse unos animados pasos con la mujer, Peña Nieto se acerca a una joven rubia sentada en una silla.

Reticente en un principio, la joven, que lleva un largo vestido rojo, finalmente se levanta.

Es entonces cuando entra en el plano y se ve que es la modelo Tania Ruiz, de 31 años, con quien desde hace meses se le atribuye al político un romance, e incluso fue retratado con ella en Madrid.

Por si hubiera dudas de su amor tras aparecer en varios eventos públicos, Peña Nieto le planta un sonoro y sentido beso en los labios apenas empiezan a bailar en este festejo.

Durante los restantes segundos que dura la grabación de lo que aparenta ser un boda en la que ya quedan pocos invitados, ambos siguen bailando cariñosamente y hablando, si bien no se distingue qué se dicen.

De fondo se sigue escuchando esta famosa canción -y considerada un tanto polémica- en México que contiene frases como: "Amo su inocencia, 17 años. Amo sus errores, 17. Soy su primer novio, 17 años. Su primer amor".

Cuando Peña Nieto dejó la Presidencia el pasado 1 de diciembre de 2018, la separación con Angélica Rivera se aceleró hasta que el pasado 8 de febrero la actriz de telenovelas oficializaba el fin del idilio.

En una publicación de Facebook, la ex primera dama de México calificaba la decisión de "dolorosa" y expresaba su intención de dedicarse a sus hijos y a retomar su carrera de actriz.

Esta semana, el diario El Universal divulgó que autoridades de Estados Unidos investigan al expresidente Peña Nieto (2012-2018) por presuntamente recibir sobornos en la compra de una planta de fertilizantes ocurrida en 2015, la cual tuvo un valor de 635 millones de dólares.

Un hecho que el exmandatario negó "categóricamente" en un breve mensaje por Twitter.