EFESan Luis Potosí (México)

El guardameta Felipe Rodríguez, del San Luis, aseguró este domingo que cuando el torneo Clausura se reanude, los equipos necesitarán un tiempo para ajustar su preparación y mostró su confianza en que puedan tenerlo.

"No tendría que considerarse una mini temporada, sino días de adaptación. Una semana sería perfecta porque no estamos de vacaciones y seguimos moviéndonos, lo cual es una ventaja", señaló a Efe el jugador de 30 años.

El torneo mexicano fue detenido hace dos semanas por la COVID-19. Eso obligó a los equipos a enviar a sus futbolistas a su casa para evitar el contagio del virus y Rodríguez explicó que en el caso del San Luis, sucursal mexicana del Atlético de Madrid, llevan un plan de trabajo específico y deben rendir cuentas.

"Mientras todo mejora, nosotros tratamos de corregir errores viendo vídeos de partidos. Hay acciones específicas que nos dieron y revisamos la cantidad de toques de balón, tiempos y condiciones. Al final del día tenemos que mandar un reporte", reveló.

Aunque entiende que es una buena decisión tomar medidas para evitar la propagación del virus, Rodríguez reconoció que es un sentimiento raro estar alejado de la gente porque en el fútbol eso es fundamental.

"Duele porque además de todo, nosotros nos debemos a la gente, los aficionados buscan una fotografía o autógrafo y es una parte de ilusión que se rompe con todo esto, en particular con los niños. Es duro guardar distancia con la sociedad", aseguró.

A mitad de mes el San Luis recibió la noticia de que el presidente del club, el español Alberto Marrero, estaba contagiado de la COVID-19. El portero del equipo celebró que el directivo se recuperó, pero reconoció que al darse a conocer la noticia, todos quedaron estremecidos.

"Lo del presidente nos tuvo en vilo, aunque nos iban informando de su situación y de que no era grave, creaba un suspenso. La orden al final fue quedarnos en casa y de tajo, cortar cualquier contacto externo con la gente. En eso nos tienen bien monitoreados", dijo.

El San Luis, dirigido por el entrenador mexicano Guillermo Vázquez, ocupa el decimotercer lugar del Clausura con 13 puntos, a solo una unidad de la zona de clasificación.

Cuando el torneo se reanude, el equipo visitará al Morelia.