EFECiudad de México

La fiscal general de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, informó este lunes que pidió al Gobierno de Israel el arresto del diplomático mexicano Andrés Roemer, acusado de violación y abusos sexuales por decenas de mujeres.

"Hemos solicitado al país en donde se encuentra su detención con fines de extradición bajo el principio de reciprocidad internacional con el apoyo de la Fiscalía General de la República y con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores", dijo Godoy en un mensaje a medios.

La fiscal confió que con esta solicitud se logrará "su aprehensión y traslado a México para que sea puesto a disposición de un juez a la brevedad".

El pasado 11 de mayo, la Interpol emitió una ficha roja para detener al diplomático mexicano de origen judío, quien se encuentra en Israel, país con el que México no cuenta con un tratado de extradición.

Sobre el excónsul mexicano en San Francisco (EE.UU.) pesan al menos dos órdenes de captura emitidas por jueces mexicanos a raíz de las acusaciones de abuso sexual.

Estos señalamientos comenzaron en febrero, cuando la bailarina Itzel Schnaas lo acusó de agresión sexual.

En un inicio, Roemer negó "rotundamente" en Twitter los hechos, pero después borró sus cuentas de redes sociales tras acumularse más de 10 denuncias en un solo mes.

Desde entonces, la agrupación Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) ha recopilado más de 60 historias de mujeres que afirman ser víctimas de algún tipo de violencia de Roemer.

Sus presuntas víctimas aseguran que el también filántropo solía mencionar que era amigo del empresario Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, para citarlas en su casa, hablar de trabajo y luego toquetearlas.

Roemer ha despertado marchas feministas en su contra e, incluso, el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, su casa estuvo blindada ante la posibilidad de que grupos inconformes la vandalizaran.

En Israel también se encuentra prófugo el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal Tomás Zerón, buscado por las irregularidades en la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014.