EFEMEXMéxico

El Gobierno mexicano presentó hoy los avances de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que estará listo para octubre de 2020 y ya cuenta con gran parte de la primera pista.

En unos terrenos federales del central Estado de México ya se levanta la barda perimetral y una buena parte de la pista número uno, de un total de tres que comprende la primera etapa de la terminal.

"La extensión de las pistas será de cinco kilómetros por 60 metros de ancho y la distancia entre ellas será de 1,5 kilómetros, lo cual permitirá actividad de manera simultánea", explicó el director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño.

Recordó que la primera etapa del proyecto comprende la nivelación, limpieza, remoción de escombros y construcción de caminos de acceso temporales.

"El nuevo aeropuerto es una obra viva y estará permanentemente en construcción", ya que se irá adaptando en el futuro, de acuerdo con el aumento del flujo de pasajeros, dijo Patiño.

El NAICM es el segundo aeropuerto en construcción más grande del mundo tras el de Turquía y se estima que, una vez finalizada la primera fase, tenga una capacidad para 68 millones de pasajeros al año con tres pistas paralelas con operaciones simultáneas.

Para el 2065 se cree que el aeropuerto, diseñado por el mexicano Fernando Romero y el británico Norman Foster, podría cubrir una demanda de 125 millones de pasajeros al año con seis pistas y dos terminales en operación.

Para optimizar tiempos y cumplir con los plazos, el grupo constructor utiliza la plataforma digital Building Information Modeling (BIM), que diseña en tercera dimensión y coordina en tiempo real las obras, a fin de evitar al máximo la pérdida de tiempo.

"Estamos en el inicio de la ejecución de la obra de este gran aeropuerto", quizás la más importante en décadas en el país por la dimensión de la inversión, aseguró el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Sobre la parte financiera, dijo que está totalmente garantizada y recordó que se pidió una línea de crédito de 3.000 millones de dólares con 13 bancos y una emisión de bonos por 2.000 millones más para este proyecto que consideró autofinanciable.

Ruiz detalló que en poco más de dos años se concretaron 180 licitaciones relacionadas con la obra, 60 % del total, y anticipó que para noviembre se publicarán otras bases y se llevarán a cabo otros concursos.

La terminal, que construye sobre una superficie de 4.431 hectáreas, ha generado hasta ahora 7.500 empleos, una cifra que escalará hasta los 160.000 durante toda la obra; cuando entre en funcionamiento generará 400.000 puestos de trabajo. EFEMEX

jmrg/pmc

(foto)(vídeo)