EFEMéxico

La compañía energética Iberdrola México anunció este miércoles el proyecto "Construir para Educar", con el que reconstruirá 50 escuelas afectadas por los terremotos de 2017 en el sureño estado de Oaxaca, donde invertirá 80 millones de pesos (4,1 millones de dólares) para beneficiar a 10.000 estudiantes.

"En este proyecto vamos a reconstruir escuelas dañadas por los sismos porque la prioridad es que los niños vuelvan a la escuela, y vuelvan a la escuela en condiciones dignas para aprender y tener un futuro mejor", expresó Enrique Alba, director general de Iberdrola México, ante la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Los terremotos del 7 y el 19 de septiembre de 2017 provocaron daños a más de 4.000 planteles en Oaxaca, de los que solo 45 % se han reconstruido, según el Gobierno de la entidad.

Además, tan solo en la zona del Istmo de Tehuantepec, 65.000 viviendas resultaron afectadas y 20.000 se destruyeron por completo, de un total de 180.000 registradas, precisó Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca.

Ante este panorama y en respuesta al llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador de mayor inversión social, sobre todo en el sur y el sureste del país, Alba destacó que Iberdrola México tiene cinco proyectos sociales desde septiembre pasado por un total superior a 140 millones de pesos (7,2 millones de dólares).

En la región, aclaró Alba, además de "Construir para Educar", la empresa tiene otros dos proyectos: Impulso STEM, que acerca los jóvenes al estudio de ciencia y tecnología, y Brigadas Urológicas, que beneficia a 360 personas con cirugías gratuitas en Oaxaca, donde opera cuatro parques eólicos.

Con esto, argumentó el ejecutivo, Iberdrola demuestra que permanecerá en México en momentos en que "mucha gente dice públicamente" que no confía o que abandonará el país.

"Los amigos de verdad nunca te abandonan y están a las buenas y a las malas. Y en Iberdrola México sí queremos seguir invirtiendo en el país, generando empleo local de calidad, generando tejido industrial mexicano y generando proyectos sociales como el que hoy presentamos", manifestó.

Por otra parte, Alba se comprometió ante la Concamin, el gobernador de Oaxaca, y Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, a usar el mayor contenido nacional posible para el proyecto y las otras inversiones en la región.

"Generando a su vez un círculo virtuoso donde suministramos energía eléctrica competitiva a la industria mexicana y le compramos miles de millones de pesos para ayudar al crecimiento económico", aseveró.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, señaló que estas acciones contribuirán al cumplimiento del Pacto Oaxaca, firmado en agosto por los industriales mexicanos, el presidente Andrés Manuel López Obrador y nueve gobernadores del sur y el sureste del país, donde se pretende desarrollar la infraestructura regional.

"Hay varias sorpresas importantes para todo el sur, sureste, para abatir ese rezago que hay en el país, sobre todo para balancear el crecimiento, combatir la pobreza y llevar también la industria, el gas natural, la fibra óptica y sobre todo la energía eléctrica", comentó el líder industrial.

Como ejemplo, Cervantes recordó que Iberdrola se comprometió a invertir en México 5.000 millones de dólares durante este sexenio (2018-2024) y que las "expectativas se han rebasado".

En tanto, Romo aplaudió el compromiso de Iberdrola por "creer, invertir y jugársela", al apuntar que en este Gobierno la iniciativa privada también es "aliada" para conseguir el desarrollo social del país.