EFEMéxico

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentó este jueves una campaña para instruir a los migrantes centroamericanos que atraviesan México a migrar de forma segura y regular, dado que el 59 % desconoce los documentos que necesita.

"Muchas personas pierden la documentación o no sabe que la necesitan y llegando al país a veces se dejan engañar para obtener documentos de forma ilícita o corren riesgos sin obtener nada a cambio", explicó a Efe el representante de la OIM en México, Cristopher Gascon.

De acuerdo con datos de la OIM, el 97 % de los migrantes en tránsito están dispuestos a emprender "un gran esfuerzo" para regular su estancia en México, pero el 59 % desconoce los documentos que necesita para hacerlo.

Además, el 49 % de las personas que migran no saben dónde consultar información para transitar por México de manera regular.

La campaña "Migrar Informados" se compone de cuatro videos que reproducen las historias de diferentes migrantes que sufren el engaño de traficantes de personas en su intento de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Estos videos se difundirán en las ventanillas de información para migrantes que tiene la OIM en la sureña ciudad de Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala, o en las norteñas ciudades de Tijuana y Nuevo Laredo, fronterizas con Estados Unidos, entre otras.

"Existe buena información para los migrantes pero en muchos casos no saben dónde encontrarla", explicó Gascon, quien explicó que la elaboración de la campaña ha contado con la participación de migrantes para "transmitir mejor su situación y su vida".

Por eso, la campaña, presentada hoy en el Museo de la Memoria y la Tolerancia de Ciudad de México, parte desde "el punto de vista" de los migrantes y no desde una visión externa.

Para llevarla a cabo, se desarrolló una investigación durante todo el primer semestre de 2019 en la ciudad mexicana de Tapachula, en el suroriental estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

Allí, representantes de la OIM se entrevistaron con medio millar de migrantes centroamericanos, así como funcionarios públicos de los gobiernos federal y estatal, miembros de la sociedad civil y trabajadores de agencias de la ONU.

Desde octubre de 2018, se intensificó el flujo de miles de migrantes provenientes en su mayoría de Centroamérica que atraviesan México con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

A raíz de este éxodo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció a finales de mayo la imposición de aranceles a todos los productos mexicanos como castigo por no frenar la migración.

Pero el 7 de junio se llegó a un acuerdo "in extremis" para evitar los aranceles que se ha traducido en el despliegue de miles efectivos de la nueva Guardia Nacional en la frontera sur y norte para controlar el fenómeno migratorio.

El Gobierno de México informó ayer que ha interceptado 19.005 migrantes, muchos de ellos hacinados en autobuses y camiones de carga, desde el acuerdo migratorio con Estados Unidos.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, indicó que de los migrantes "rescatados" desde el acuerdo con Estados Unidos, 5.979 iban en autobuses de pasajeros y 1.707 en camiones.

Desde el mes de marzo, México ha gestionado 27 vuelos para deportar a migrantes indocumentados a San Pedro Sula, en Honduras, a través de los cuales se han deportado a 2.826 personas.

Asimismo, se han realizado 14 vuelos hacia Cuba, que han trasladado a 967 personas, cuatro vuelos hacia Haití, con 330 personas a bordo, y un vuelo a El Salvador, con 106 personas.

El 8 de agosto, el Gobierno de Estados Unidos informó que las detenciones de indocumentados en la frontera con México cayeron cerca del 45 % tras dicho acuerdo.