EFECiudad de México

La iniciativa "México Busca Un Torero", que prosigue este sábado en la plaza Luz de León (Guanajuato), genera nuevas esperanzas entre los lidiadores por las cancelaciones de los festejos debido a la pandemia.

El cartel está compuesto por los mexicanos José Mauricio, Octavio García `El Payo`, Nicolás Gutiérrez, Leo Valadez, Francisco Martínez y Carlos Rodríguez, que enfrentarán un encierro de Begoña.

Rodríguez es uno de la docena de aspirantes que llegó hasta los festejos de la plaza de La Luz de León cuando hace apenas unas semanas meditaba con la posibilidad de abandonar la profesión.

Originario de San Luis Potosí, su historia es similar a la de muchos toreros a los que la vocación mantiene en una lucha por hacerse hueco en los carteles, pero que la realidad, tras muchos años de tocar puertas, les arrincona a una anónima despedida del oficio.

Rodríguez supo de la iniciativa "México Busca Un Torero" y decidió luchar por lo que más desea: triunfar en las principales plazas mexicanas.

Ante el encierro del sábado explica a Efe su especial ilusión en mostrar su expresión toreando.

"Desde que era un niño me miraba en el espejo de Rafael de Paula", dice Rodríguez, que confiesa su fuerte "influencia flamenca jerezana".

Del maestro De Paula no solo aprendió a ser torero de corte artístico sino a ser torero "de raza" frente a la adversidad que le ha acompañado en momentos de su vida.

Tomó la alternativa en la eco plaza de La Petatera en Colima, el 19 de febrero de 2019, tras 11 años de novillero y cuando parecía que arrancaba su carrera llegó la pandemia que, según dice, ha hecho evolucionar a las personas y ahondar en la espiritualidad. Además, afirma que eso le ha hecho ganar seguridad personal y como torero.

Espera que el festejo del sábado le abra las puertas de las plazas mexicanas y cumplir su deseo de torear en España, donde ha pasado gran parte de su vida con el apoyo de personajes insignes de la tauromaquia como Álvaro Domecq y el maestro Limeño.

Compartiendo cartel con Rodríguez está Valadez, una de las firmes promesas para muchos aficionados mexicanos y un torero que, a pesar de ser el más joven de la tarde, es un fijo de las principales ferias mexicanas.

Valadez asegura que este formato de festejo es de gran responsabilidad, pues "las figuras deben demostrar por qué lo son frente a toreros sin muchas corridas pero con mucha ambición".

El matador de Aguascalientes considera que la composición del cartel es muy interesante para el aficionado.

Valadez recibirá este sábado el premio de triunfador de la última feria de León y destaca el entusiasmo de consagrados y aspirantes ante el festejo de León. "Todos estamos deseando hacer el paseíllo", afirma.

En la iniciativa "México Busca Un Torero", organizado por la empresa ETM y Tauro Plaza México, empezaron 77 diestros la primera fase hasta llegar a 12 en la penúltima etapa del certamen.

Con un aforo aficionados del 11 % en los tendidos por las restricciones sanitarias por la pandemia, en los festejos alternan aspirantes a triunfadores con las principales figuras mexicanas.

En el primer festejo del 11 de abril se repartieron 5 orejas entre los matadores Ernesto Javier Calita, Diego Silveti y el aspirante al premio Diego Sánchez, que cortó un par.

Siete días después fue Juan Pablo Sánchez el que cortó 2 orejas, mientras Fermín Riveras, Luis David y Pepe Nava cortaron un apéndice cada uno.