EFELa Paz

El Gobierno boliviano tomó hoy juramento al nuevo embajador del país andino en México, José Crespo, que hasta ahora ocupaba el cargo de director general de Asuntos Multilaterales en el Ministerio de Exteriores, con el mandato de fortalecer la integración latinoamericana a través de su labor.

El diplomático juró el cargo ante el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca, en una ceremonia en la Cancillería.

Crespo sustituye a Marcos Domic Ruiz como embajador en México y deberá fortalecer temas bilaterales como el comercio entre los dos países y la lucha contra el cambio climático, así como difundir los logros del "proceso de cambio", como llaman al Gobierno de Evo Morales los seguidores del mandatario.

Choquehuanca señaló que uno de los temas comunes que tienen Bolivia y México es la gran población indígena, ya que, según dijo, el 25 % de los mexicanos se reconocen como tales, igual que la mayoría de los bolivianos.

El ministro de Relaciones Exteriores defendió que "ahora más que nunca" es necesario "trabajar la unidad latinoamericana después de las elecciones en Estados Unidos".

Choquehuanca defendió que los latinoamericanos necesitan unirse ante "las posibles tendencias" que pueden darse con la Presidencia del republicano Donald Trump, ganador de los comicios celebrados el martes en Estados Unidos.

"Los migrantes hacia Estados Unidos no sólo son mexicanos. Tenemos migrantes hacia Estados Unidos del Brasil, del Perú, de Bolivia y del mundo, entonces tenemos que esforzarnos a consolidar la integración", añadió el canciller boliviano.