EFEMérida (México)

La II Ruta Maya 2019 finalizó este viernes en el suroriental estado mexicano de Yucatán con la firma de la Declaratoria de Mérida por parte de representantes de países de América y Europa.

El recorrido de la Ruta Maya, promovida por la Asociación Ruta Inca, se inició el pasado 1 de julio en Centroamérica para concluir en este enclave mexicano de la cultura maya.

El presidente de la Ruta Inca, el peruano Rubén de la Torre Valenzuela, dijo a EFE que la Maya se celebra de manera similar a la Ruta Quetzal, auspiciada por España.

De la Torre explicó que el propósito de esta II Ruta Maya fue “conocer la historia del conquistado” en voz de sus descendientes.

Agregó que los 25 jóvenes participantes, originarios de 13 países, recorrieron la región en el lapso de un mes no sin enfrentar diversos problemas y obstáculos que en algunos casos pudieron superar.

Entre ellos, destacó las restricciones migratorias “por políticas impulsadas desde el norte del continente” (en alusión a Estados Unidos) que impidieron el tránsito a algunos de los integrantes de la comitiva.

Empero finalmente llegamos al final previsto en Yucatán, donde hemos suscrito la “Declaración de Mérida”, dijo De la Torre , quien es originario de la ciudad inca de Cusco.

Aseguró que el paso de la comitiva no tuvo costo alguno para los gobiernos de los países que atravesaron pues su transportación y demás gastos fueron absorbidos por organizaciones y personas que los apoyaron.

En la travesía de la II Rutas Maya participaron jóvenes de Alemania, España, Bélgica, Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Guatemala, Honduras, Nicaragua e incluso de Estados Unidos.

Esta segunda Ruta Maya forma parte de un total de 16 recorridos étnicos iniciados en 2002 con la Ruta Inca, que, a su vez, tuvo 14 ediciones a partir de ese año.

El activista anticipó la celebración de una III edición de la Ruta Maya en 2021 con un recorrido que parta desde la Plaza de la Constitución en la Ciudad de México y con la presencia y aval del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El final de ese recorrido, abundó, sería en Bolivia, esperando, a la vez, contar con la presencia del presidente de esa nación, Evo Morales.

La ceremonia de clausura, que tuvo lugar en un salón del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, contó con la participación del propio de la Torre Valenzuela, de autoridades locales y representantes de la etnia maya.

A los participantes de la travesía les fue tomada la protesta como embajadores de este movimiento en sus respectivos países.