EFEMéxico

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, retó este miércoles a la oposición mexicana a llevar ante los tribunales el memorándum previo a la derogación de la reforma educativa y presentado esta martes por el Gobierno.

"Pueden proceder a la instancia que corresponda, es natural que se opongan a que se cancele la reforma educativa porque ellos la aprobaron", dijo el mandatario tras ser cuestionado por las críticas del Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En conferencia de prensa desde el Palacio Nacional, López Obrador dijo que respeta la postura de los partidos de oposición porque "tienen todo su derecho" a oponerse a las decisiones del Gobierno.

"No es un asunto legal, es un asunto político. No se trata de una iniciativa de ley, ni de un decreto ni de un acuerdo, es un memorándum para propósitos internos", sostuvo el presidente al ser cuestionado sobre la validez jurídica del texto.

El mandatario, también líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), sostuvo que este memorándum sí es legal pero señaló que si la oposición opina lo contrario, hay "instancias y pueden haber amparos".

López Obrador rehusó entrar en un debate jurídico con la prensa y aseveró que como jefe de Estado tiene las atribuciones para garantizar que "haya justicia", como se establece en la Constitución mexicana, según dijo.

"La justicia está por encima de todo. Si hay que optar entre la ley y la justicia, no lo piensen mucho, decidan en favor de la justicia", concluyó el mandatario.

López Obrador divulgó este martes el memorándum que envió a varios ministerios para establecer directrices antes de la derogación de la reforma educativa aprobada por su antecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Consiste en un conjunto de directrices para que la Administración aplique en el sector de la educación mientras el Gobierno trata de alcanzar un acuerdo con los sindicatos de maestros para aprobar una nueva reforma educativa.

De esta manera se dejarían de aplicar puntos del plan educativo de Peña Nieto, que fue una reforma constitucional que está plenamente vigente.

El conservador Partido Acción Nacional (PAN), principal partido de la oposición, denunció que la decisión de López Obrador "viola la Constitución" ya que la reforma educativa "está vigente y no puede suspenderse con un decreto".

"Sería un grave retroceso regresar al modelo anterior a la reforma de 2013, volver a la venta y control de plazas por parte de los maestros", añadió el partido en un comunicado.

Por su parte, José Ramón Cossío, exmagistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dijo a través de Twitter que el memorándum de López Obrador "carece de fundamentación y motivación".

"No se cita una sola norma jurídica. Es autoreferente en cuanto a su autoridad. Fácilmente impugnable jurídicamente", apuntó.