EFEMéxico

El estado mexicano de Veracruz, suroriente del país, registró este miércoles una jornada violenta que dejó al menos diez muertos en distintos hechos, reportaron fuentes policiales.

En las últimas 24 horas se registró un ataque armado en el interior de un hospital público y fueron abandonadas en distintas regiones cuerpos de personas con huellas de tortura e impactos de bala.

Entre las víctimas de la intensa jornada se encuentra el ambientalista Adán Vez Lira, un férreo opositor a la instalación de mineras a cielo abierto, el cual fue asesinado a tiros en el municipio de Actopan.

Pero el hecho que más conmocionó a la entidad fue la incursión de hombres armados al Hospital "Manuel Ávila Camacho" asentado en el municipio de Martínez de la Torre.

En el sitio fueron asesinados dos personas que horas antes habían ingresado, una de ellas con una herida en el cuello y otro con lesiones menores.

En tanto, en el municipio de Papantla, cuatro cuerpos (tres hombres y una mujer) fueron hallados el interior de un vehículo particular. Las víctimas presentaban huellas de tortura.

En otro hecho, en el citado municipio de Martínez de la Torre, dos personas fueron asesinadas a tiros en distintos puntos y dos más resultaron heridos.

En tanto, en el municipio de Yanga un hombre fue acribillado en un camino de terracería.

Desde hace más de una década, Veracruz ha registrado un aumento en actos violentos relacionadas con la operación de bandas de narcotráfico.

Según áreas de inteligencia de la Secretaría de Marina y del Ejército Mexicano, los cárteles de los Zetas, Jalisco Nueva Generación y del Golfo están enfrentados por el control de la entidad.

Los grupos delincuenciales se disputan las rutas de transporte de drogas y de paso de migrantes y otros delitos como el cobro de "derecho de piso" (extorsión a negocios) y el secuestro.