EFEMéxico

Miles de mexicanas de diferentes estados participaron hoy en varios actos en la capital del país para exigir mejores condiciones de vida y denunciar los actos de violencia y discriminación de género a los que se enfrentan diariamente.

Frente al Palacio de Bellas Artes, en el centro de la Ciudad de México, decenas se reunieron a contemplar la obra de la artista Mónica Mayer, que consiste en un tendedero repleto de las respuestas de mujeres a las preguntas: "¿Cuándo fuiste por primera vez acosada, cuándo fue la última vez, y qué has hecho en contra del acoso?".

"Las respuestas son muy impactantes", explicó a Efe Tamara Medina, asesora de políticas públicas en la coordinación de incidencia de Amnistía Internacional (AI) en México, haciendo referencia al comentario de una mujer que escribió que la primera vez que fue acosada fue a los seis años.

"Te das cuenta de que es una sociedad que sexualiza a las mujeres desde muy pequeñas, las objetiviza (...), hemos responsabilizado a las víctimas", dijo Medina.

Según AI y datos de la Organización de las Naciones Unidas, en México ocurren siete feminicidios al día.

La representante de AI dijo que en México la violencia hacia las mujeres aparece desde "violaciones sutiles" y "micromachismos", a los que la sociedad se ha ido acostumbrando, hasta convertirse en una violencia "invisibilizada y naturalizada" que puede derivar en agresiones más graves, como el feminicidio y el abuso sexual.

Medina mencionó que el objetivo de la obra es identificar "cómo y cuándo somos acosadas las mujeres" a través del análisis de las respuestas y su comparación con lo que contestan los hombres.

En el Monumento a la Revolución, mujeres campesinas y de comunidades indígenas se reunieron para solicitar financiación para programas de apoyo incluyentes.

Mónica Guerrero, diputada local del norteño estado de Chihuahua, contó a Efe que al evento le acompañaron "alrededor de 200 personas de la sierra de Chihuahua, del municipio de Bocoyna y de algunos asentamientos indígenas (...) para dignificar los derechos de la mujer".

El grupo exige al Gobierno que no disminuya los recursos destinados a los proyectos para las mujeres, "porque en este México no hay trabajo y con estos proyectos se abren las posibilidades" para que las mexicanas superen los retos que enfrentan.

"Venimos a pedir al Gobierno que nos dé equidad de género, a nivel social, económico y cultural", dijo a Efe Maritza del Rosario, originaria del estado sureño de Yucatán, pues las autoridades "no nos dan nuestro lugar (...) y eso es por lo que tenemos que luchar".

Elena María Barbosa, también yucateca, agregó que demandarán "apoyo para proyectos" en sus comunidades para ayudar a las mujeres y a la población vulnerable de la región.

Jaqueline Calderón, procedente de Tlaxcala, lamentó que no haya equidad de género y que las mujeres del país sigan siendo "muy discriminadas", a pesar de haber "demostrado que podemos salir adelante".

Por otra parte, el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan expresó, a través de un comunicado, que en el día de hoy "no hay nada que celebrar" en el estado de Guerrero, ya que las indígenas "siguen padeciendo el sufrimiento y dolor que provoca un Estado patriarcal".

"Las mujeres indígenas de Guerrero enfrentan una violencia institucional castrense día con día, la cual impacta de manera diferenciada a las mujeres al ser víctimas de una triple discriminación por su condición de género, etnicidad y pobreza", denunció el Centro.