EFEMéxico

La balanza agropecuaria y agroindustrial de México con el mundo registró en los primeros nueve meses de 2019 un superávit de 7.336 millones de dólares, cifra superior en 2.250 millones a lo registrado durante el mismo periodo del año anterior, informó este martes la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

El monto del superávit representa un incremento de 44,2 % a tasa anual, lo que representa un récord histórico, indicó la institución en un boletín.

La dependencia precisó que durante el periodo enero-septiembre de este año las exportaciones agropecuarias y agroindustriales generaron 28.538 millones de dólares, lo que representa un incremento anual de 9,1 % respecto al mismo periodo de 2018.

Con base en datos del Banco de México, la dependencia federal señaló que las importaciones agropecuarias y agroindustriales presentaron un aumento de 0,6 % respecto a las registradas en el mismo periodo del año anterior, ascendiendo a 21.202 millones de dólares.

En cuanto a los bienes agropecuarios, en el periodo de referencia se presentó un alza en las exportaciones e importaciones, derivando en un saldo positivo de la balanza agropecuaria y pesquera de 3.731 millones de dólares, para un aumento de 43,3 % respecto al mismo periodo de 2018, que registró exportaciones por 13.484 millones de dólares.

En el rubro agroindustrial, las exportaciones alcanzaron 15.055 millones de dólares, un crecimiento anual de 8,6 % , mientras las importaciones tuvieron un ligero avance de 0,6 %, resultando un superávit de 3.604 millones de dólares y un aumento a tasa anual de 45,2 %.

Las hortalizas, frutas y bebidas fueron los principales productos de exportación al concentrar más del 60 % del total.

El sector azúcares y artículos de confitería es el que presenta mayor dinamismo durante el periodo enero-septiembre de 2019, con una variación positiva de 16 % respecto al mismo periodo del año anterior.

En las importaciones agroalimentarias, cerca del 53 % de las compras se concentraron en cuatro grupos: cereales, con 18 %; cárnicos, con 15 %; semillas y frutos oleaginosos, con 13 %, y lácteos y demás productos de origen animal, con 7 %.

Este último grupo es el que presenta mayor dinamismo, ya que sus importaciones crecieron 17 % en comparación con el mismo periodo del año anterior.