EFEMéxico

La Comisión de Seguros y Fianzas de México (CNSF) recomendó este martes a instituciones de su ramo suspender el pago de dividendos a accionistas a fin de poder mantener la solvencia frente a la emergencia por la pandemia de la COVID-19.

En un comunicado la CNSF les pidió suspender, además, actos que impliquen transferencia de beneficios patrimoniales o el compromiso de pagar los ejercicios fiscales de 2019 y 2020, o la recompra de acciones o cualquier otro mecanismo para recompensar a accionistas.

Estas recomendaciones pretenden mantener la solvencia del sector asegurador y afianzador, porque la pandemia de COVID-19 y las medidas sanitarias tomadas para evitar su propagación pudieran generar un impacto negativo en diversas ramas de la economía, incluyendo este, señaló la Comisión.

Destacó que, como se ha hecho en otros países, en México ya se han adoptado medidas para preservar la solvencia y el capital de las empresas con motivo de la contingencia por la COVID-19.

Al seguir estas recomendaciones, las instituciones de seguros y de fianzas puedan seguir con su "responsabilidad de apoyar la economía, conservar su capital y absorber las pérdidas que puedan generarse" por la pandemia, destacó en el comunicado.

Estas recomendaciones se suman a los compromisos que la CNSF ha anunciado con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis) para mantener la continuidad operativa del sector asegurador en protección de la población atendiendo las determinaciones de las autoridades sanitarias.

En su columna del diario El Universal, el economista Carlos Urzúa, secretario de Hacienda del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador entre 2018 y 2019, pronosticó que la economía de México caerá más de un 6 % este año por la pandemia de COVID-19 y pidió un aumento del gasto público para afrontarlo.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México pidió este día tomar "medidas urgentes" y que se difieran impuestos y pagos mientras dura la pandemia de COVID-19, luego de que se decretara la emergencia sanitaria y se ordenara al cierre de actividades no esenciales.