EFECiudad de México

Miles de opositores del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador marcharon este domingo en la Ciudad de México y otras ciudades del país contra la polémica consulta de revocación de mandato, que el 10 de abril llamará a la ciudadanía a las urnas para decidir sobre la continuidad del mandatario.

Con la consigna "¡Terminas y te vas!" como nombre de la marcha y también como principal reclamo, unas 2.000 personas, en su mayoría vestidas de blanco, caminaron en la Ciudad de México, del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución, por la céntrica avenida Reforma, para rechazar el inédito ejercicio de participación directa del próximo domingo.

EN DESACUERDO CON LA CONSULTA

"Venimos a apoyar la marcha porque estamos en completo desacuerdo en la revocación de mandato ya que la convirtieron en una ratificación y en un medio de división y de confusión para la sociedad", dijo en una entrevista con Efe "Diana", integrante de la organización Ciudadanos con causa justa, que promovió la protesta.

"Convocamos a dejar urnas vacías, yo no voy el 10 (de abril) lo dejo solo (al presidente) porque después vamos a ir a las urnas el 5 de junio para votar en las elecciones ordinarias para las (seis) gubernaturas en disputa, vamos a sacar a la gente a votar, esa si es una votación, esta es una consulta que la convirtieron en una farsa", agregó la activista.

La consulta de revocación, derivada de la Ley Federal de Revocación de Mandato promulgada en septiembre, causa polémica porque es impulsada por el propio presidente López Obrador, al que la oposición acusa de promover "una campaña permanente" para movilizar a sus bases.

En ese sentido, la activista opinó: "no podemos permitir que se hagan comunes las consultas porque al rato, en tres años, nos puede preguntar (el presidente) si quiere que ampliemos su mandato y la verdad es que no, termina y se va porque lo ha hecho muy mal, no hay resultados en nada".

DEFIENDEN A LA AUTORIDAD ELECTORAL

Pero además de la exigencia del marcha con la frase "¡Terminas y te vas!", los manifestantes salieron en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE) con las consignas "¡Yo defiendo al INE!" y "En defensa de la democracia".

Precisamente la autoridad electoral mexicana enfrentó el reto de organizar la consulta con un presupuesto recortado por el Congreso, dominado por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), bajo un plan de austeridad propuesto por el presidente López Obrador y con la negativa de la Secretaría de Hacienda de otorgar más recursos.

"Al pobre INE se lo va acabar, va contra él, (y López Obrador hace) todo esto para ir contra el pueblo y seguir dominando al pueblo", señaló a Efe la contadora pública Lourdes Gómez, quien contó que asistió a la marcha porque no está "conforme con este gobierno".

Para Gómez, el presidente López Obrador "está mandando a una revocación que no tendría que haber convocado".

"La revocación es una trampa porque él la está organizando y una revocación la tenemos que pedir los ciudadanos no el presidente y desde ahí ya nos está haciendo trampa", añadió.

En el proceso del ejercicio fueron constantes los choques de López Obrador con el INE junto con una controversia por los cientos de anuncios espectaculares en los que aparece el presidente invitando a la consulta y que no se sabe quien pagó.

Además, dictó un decreto presidencial para que los funcionarios públicos pudieran manifestarse sobre el proceso, el cual el martes 29 de marzo fue declarado como "inaplicable" por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)

NO ENTRAR AL JUEGO

Para el activista Julián Hamlet, quien prefirió dar el nombre que usa en redes sociales, la marcha fue porque "no vamos a entrar al juego de la votación del 10 de abril".

"No estamos de acuerdo en que si un presidente que firmó en el 2018 por seis años su compromiso (al frente del país), se quiera hacer una revocacion a tres años. Para nosotros es: terminas tu administración (López Obrador, en 2024) y te vas y prepárate porque te vamos a denunciar y te vamos a demandar", advirtió.

A la consulta están convocados a participar de manera oficial 92.823.216 millones de ciudadanos.

En varias ocasiones, el presidente mexicano ha dicho que aunque el resultado de la consulta de revocación de mandato no sea vinculante, al reunir el 40 % de la participación ciudadana unos 35 millones de personas, si la mayoría de los votantes vota para que no continúe al frente del Gobierno de México, se irá.

La protesta también se dio en ciudades como Querétaro, Veracruz, Toluca, Guadalajara, León y Monterrey, entre otras.