EFECiudad de México

Después de hacer una larga carrera en su natal España, la actriz Mónica Pont se adentra en tierras mexicanas para salir de su zona de confort y debuta en la telenovela de Juan Osorio "¿Qué le pasa a mi familia?".

"Me fui de España porque sentía que estaba en mi zona de confort, desde los 20 años soy famosa en España porque estuve en una serie que se llamaba 'Hostal Royal Manzanares' (1996), la gente ya me conocía y no me daban permiso de hacer otros personajes, como que me encasillaron, y dije, 'es el momento de conquistar otros continentes", aseguró este jueves a Efe la actriz.

A su llegada a México, la primera oportunidad que tuvo fue en "Luis Miguel, la serie", en su segunda temporada, con un pequeño papel en el que interpretó a una presentadora de televisión.

Desde que pisó México se dio cuenta que era un país en el que podía crecer su carrera y conocer a Juan Osorio le trajo aprendizajes que "en 50 años de vida" no "había experimentado".

"Me llamó para hacer una prueba, la hice y fue un desastre, yo nunca había usado 'chícharo' (apuntador) y cuando me lo pusieron me quería morir", contó.

A pesar de ello, el papel fue suyo. "Juan Osorio tiene muchos años ya, me dio una nueva oportunidad y me invitó al foro varias veces para estudiar cómo usarlo", añadió.

Ahora, a partir de este jueves la actriz será parte de la historia "¿Qué le pasa a mi familia?", con un personaje que durante seis capítulos tendrá que luchar contra el cáncer.

"Es una señora muy empoderada, muy segura de sí misma, pero que como todos los personajes interesantes tiene un problema y se está muriendo de cáncer, al final es una persona de carne y hueso, tiene todo el dinero del mundo pero no la salva de tener cáncer", mencionó.

Pont valora mucho la oportunidad de haber participado en la telenovela de Osorio y está convencida de que en un futuro será parte del elenco de alguna producción del productor mexicano otra vez.

Por ahora tiene dos proyectos en puerta y pretende quedarse en el país por un año entero. Entre otras de las oportunidades que le han llegado a su carrera está su aparición en una película estadounidense que se rodó en Los Ángeles.