EFEMadrid

OHL México -filial mexicana del grupo española OHL- y su subsidiaria Conmex han interpuesto una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) de México contra la sociedad Infraiber, al considerar que las acusaciones de estas han perjudicado patrimonialmente a sus accionistas.

En un comunicado remitido hoy, OHL denuncia a Infraiber "por la difusión de desplegados, comunicados y grabaciones ilícitas y manipuladas mediante las cuales se pretende extorsionar a la compañía, a la vez que han causado un perjuicio patrimonial a los accionistas de la misma".

Desde el 6 de mayo, la filial mexicana de OHL se ha visto envuelta en un escándalo por unas grabaciones ilegales sobre un supuesto fraude en las tarifas del Viaducto Bicentenario, otra autopista del central Estado de México, al que siguieron otras donde se destaparon también supuestos sobornos a magistrados.

Ello derivó en la dimisión del representante de OHL en México, Pablo Wallentin, y del secretario de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena, además del anuncio de una auditoría a las concesiones solicitada por el ministerio de Comunicaciones y Transportes.

Como parte de este escándalo, la sociedad Infraiber ha denunciado públicamente supuestos fraudes en la concesión y esta misma semana ha señalado en una carta abierta que denunciaría a OHL en tribunales de los Estados Unidos y España.

Ante estas acusaciones, OHL México ha subrayado que "nunca ha tenido ninguna relación contractual con Infraiber".

Así, explica que el contrato firmado con el Gobierno del Estado de México preveía que Infraiber instalara el Sistema Independiente de Verificación de Aforo Vehicular (SIVA) en todas las autopistas de peaje, dos de ellas de OHL, para lo que cada compañía concesionaria tenía que firmar el contrato correspondiente.

Sin embargo, defiende la compañía "la realidad ha sido que el SIVA de Infraiber no se ha instalado en ninguna de dichas autopistas", pero descarta que sea porque OHL México lo haya impedido, ya que "la única instancia facultada para tomar esta decisión es el Gobierno".

La constructora ha reiterado que "hará uso de todos los recursos legales a su alcance para hacer valer sus derechos con la finalidad de salvaguardar el patrimonio de sus accionistas".

La compañía concluye apuntando que "OHL México cree firmemente que la competencia empresarial y el desarrollo económico de México están por encima de artimañas mediáticas e ilegales".