EFEGuadalajara (México)

El entrenador del Mazatlán FC, Francisco Palencia, reconoció este sábado que la baja de dos jugadores contagiados de la COVID-19 afectó el funcionamiento del equipo, eliminado de la Copa por México.

"Teníamos planificada una semana y un cuadro en el cual podrían participar no es pretexto, simplemente alteró los planes, pero deberíamos haber respondido de una mejor manera esta noche", dijo en videoconferencia de prensa.

El Mazatlán FC cayó por 1-3 ante las Chivas y quedó fuera del torneo amistoso previa al Apertura 2020.

El viernes el club dio a conocer que dos de sus jugadores y una persona del staff resultaron positivos a los exámenes de detección de la COVID-19 por lo que fueron puestos en aislamiento.

El técnico señaló que el equipo también ha sido afectado por jugadores que se contagiaron de gripe o tuvieron lesiones musculares tras el partido del martes contra Atlas.

Por ello tuvo que echar mano de jugadores de la sub 20, que demostraron que pueden ser elegibles en caso de que hubiera problemas con los jugadores del primer equipo durante el torneo Apertura 2020, añadió.

Palencia aseguró que el equipo tiene avances en el funcionamiento que quiere lograr, pero aún deben trabajar en las llegadas al arco rival y en la contundencia.

"Hemos avanzado en cómo sacar la pelota, la tienen clara los jugadores, llevamos la pelota hasta el último tercio de la cancha de ellos, ahora me debo de enfocar en cómo terminar más jugadas", expresó.

El estratega adelantó que buscará tener más partidos amistosos en las próximas dos semanas para poner el equipo a punto para el inicio del Apertura, el próximo 24 de julio.