EFEMéxico

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México celebró el fin de las negociaciones del tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) porque da "certidumbre", si bien brindará una opinión más detallada cuando conozca el alcance de las últimas modificaciones al convenio.

"La ratificación del T-MEC es una contundente señal de certidumbre para los inversionistas interesados en la región", dijo en un boletín el CCE, principal organismo cúpula del empresariado mexicano con siete importantes cámaras asociadas y cinco invitados permanentes.

De esta manera, el CCE dio la bienvenida al anuncio de la conclusión de las negociaciones porque "despejan el camino para la consideración del T-MEC en el Congreso de los Estados Unidos".

"Asimismo, reconocemos el compromiso y la dedicación de los negociadores, y sus equipos, así como el importante papel que juegan los cuerpos legislativos de los tres países", subrayó la patronal.

Dijo que comparte el objetivo de modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, en vigor desde 1994) para "fortalecer" la integración de las cadenas productiva y así "generar más oportunidad y empleos" en toda América del Norte.

"En los próximos días, revisaremos los textos acordados a la luz de este objetivo, y evaluaremos, con todo detalle, sus implicaciones para el sector productivo del país. Asimismo, daremos seguimiento puntual a la consideración de estas modificaciones por el Senado de la República, cuya aprobación es necesaria", concluyó.

En tanto, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero de México (Canacero) -uno de los sectores más debatidos en el tratado- felicitó al Gobierno de México por lograr un acuerdo con el T-MEC, "pieza fundamental" para lograr el crecimiento "incluyente y los empleos" que México necesita.

"Como industria estamos atentos y listos para trabajar con la cadena de valor en el desarrollo del suministro regional competitivo al amparo del T-MEC", dijo.

Representantes de los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá firmaron este martes en la capital mexicana la nueva versión del acuerdo comercial T-MEC que incluye las modificaciones acordadas entre la Casa Blanca y los legisladores estadounidenses del Partido Demócrata.

Antes de la firma en Palacio Nacional, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, quien mantenía bloqueado el proceso de ratificación, dio su respaldo a la nueva versión del tratado y abrió la puerta a que sea aprobado por la cámara baja antes del 20 de diciembre, cuando inicia el receso navideño.

Como candidato presidencial y al llegar a la Casa Blanca en 2017, Donald Trump criticó duramente el TLCAN, lo que derivó en más de un año de negociaciones hasta que México, Estados y Canadá firmaron el T-MEC el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires.

El último año ha estado marcado por las negociaciones entre la Casa Blanca y los demócratas estadounidenses para su ratificación por parte de los congreso, que mantenían reservas en materia laboral y medioambiental.