EFEMéxico

El presidente de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, afirmó este lunes que todavía hay "heridas abiertas" por la conquista española y por ello pidió por carta al rey de España que se disculpara sobre este suceso.

"Aunque se niegue, hay heridas abiertas. Y es mejor reconocer que hubo abusos y se cometieron errores. Es mejor pedir perdón y, a partir de esto, buscar hermanarnos en una reconciliación histórica", dijo el mandatario.

En un evento de en el suroriental estado de Tabasco para conmemorar los 500 años de la Batalla de Centla -en la que los indígenas mayas chontales fueron derrotados por las tropas de Hernán Cortés- el mandatario instó a llevar a cabo una "revisión histórica".

Puntualizó que la carta que se envió al rey de España y al papa Francisco busca que se "reconozcan los agravios que sufrieron los pueblos originarios".

"Y que haga la colonia española ese reconocimiento, y lo mismo la Iglesia católica", puntualizó al hablar de una "invasión" y un "saqueo" en la que "se asesinaron a miles de personas".

"No es el propósito resucitar estos diferendos, sino ponerlos al descubierto, no mantenerlos en el subsuelo como algo subterráneo", agregó.

En un tono más conciliador, deseó que en el 2021 se firme un "acuerdo general" a partir del perdón y "buscando la reconciliación histórica".

En 2021, se conmemorarán los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, actual Ciudad de México, y los 500 años de la caída de Tenochtitlan en manos de los españoles.

Indicó que, en el marco de esta efeméride, él también quiere pedir perdón en nombre del Estado mexicano por los "abusos cometidos" contra pueblos indígenas en los últimos 200 años.

Tras darse a conocer la petición de López Obrador, el Gobierno de España lamentó profundamente que se haya hecho pública la misiva dirigida al rey Felipe VI y enviada el pasado 1 de marzo, cuyo contenido rechazó "con toda firmeza".

En una nota remitida a Efe, el Gobierno consideró que "la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas".