EFEUSAToronto (Canadá)

Líderes empresariales y sociales aplaudieron hoy la firma del nuevo tratado de libre comercio de América del Norte, conocido como T-MEC, tras sufrir una serie de enmiendas que permitirán su ratificación por Estados Unidos y Canadá.

México, Estados Unidos y Canadá firmaron hoy en la capital mexicana una versión revisada del acuerdo que ha sido aprobada por el Partido Demócrata, lo que garantiza su ratificación en el Congreso estadounidense.

Canadá ha señalado que ratificará el acuerdo tan pronto como lo haga el Congreso estadounidense.

Tras la firma del acuerdo, el Consejo Empresarial de Canadá, que agrupa a las principales empresas del país, mostró su satisfacción en un comunicado en el que su presidente, Goldy Hyder, afirmó que el T-MEC "refuerza los vitales lazos económicos entre nuestros tres países".

"Esperamos revisar el texto con detalle pero tras años de incertidumbre, parece que un acuerdo comercial de Norteamérica, modernizado y mejorado, está finalmente listo para el Parlamento. Felicitamos al primer ministro, Justin Trudeau, y a la viceprimera ministra, Chrystia Freeland", añadió Hyder.

Por su parte, la Alianza Canadiense de Comercio Agroalimentario (CAFTA), que engloba a los exportadores del sector agroalimentario, aplaudió "el anuncio de que las negociaciones han concluido" con la actualización del tratado comercial.

"Desde que las negociaciones iniciales concluyeron hace más de un año, las prolongadas discusiones para asegurar el apoyo del Congreso estadounidense han socavado la certidumbre empresarial", declaró la CAFTA.

"Aplaudimos a los líderes de los tres países al renegociar un acuerdo global y de alto nivel que asegurará que Norteamérica sigue creando empleos y oportunidades para la población de los tres países", añadió la organización.

El Consejo de los Canadienses, una organización de acción social que usualmente se ha opuesto a los acuerdos de libre comercio, señaló que aunque el nuevo pacto comercial tiene defectos, es mejor que el TLCAN que reemplaza, por lo que aprobó los cambios suscritos por los tres países en la ciudad de México.

Sujata Dey, representante del Consejo de los Canadienses, afirmó en un comunicado que tienen "mucho que mejorar antes de obtener un acuerdo lo suficientemente ambicioso para servir las necesidades del planeta y las nuestras".

"Los cambios a este acuerdo muestran que mientras que nos enfrentamos a un poder corporativo sin precedentes, somos capaces de ejercer influencia cuando trabajamos juntos", añadió Dey.

En términos similares se expresó el líder sindical Jerry Dias, presidente de uno de los mayores sindicatos de Canadá, Unifor.

"Aunque T-MEC no es perfecto, las mejoras anunciadas hoy ayudaron a implementar los cambios necesarios en política comercial como para beneficiar a los trabajadores", afirmó Dias en Twitter. EFEUSA

jcr/hma