EFECiudad de México

El Grupo Carso, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, anunció este miércoles un "acuerdo reparatorio" con el Gobierno de la Ciudad de México para rehabilitar la Línea 12 del metro colapsada en mayo, si bien se deslindó de las responsabilidades del accidente mortal.

En un comunicado enviado a la Bolsa mexicana, Carso informó que su subsidiaria CICSA "celebró el día de hoy un convenio de colaboración y un acuerdo reparatorio con el Gobierno de la Ciudad de México y el Sistema de Transporte Colectivo para realizar trabajos de rehabilitación y reforzamiento del tramo metálico elevado de la Línea 12 del metro".

La compañía reveló que los trabajos consistirán en "la reparación del tramo colapsado" entre las estaciones Olivos y Tezonco, así como el "reforzamiento del tramo metálico elevado" construido por CICSA en 2013 para implementar así "estándares más robustos en seguridad estructural" con motivo del terremoto de 2017.

La constructora explicó que la ejecución de estos trabajos "será responsabilidad" del Gobierno capitalino y de su comité técnico asesor.

Asimismo, aclaró que CICSA "no causó ni es responsable del lamentable evento del pasado 3 de mayo en la Línea 12 del metro", y recordó que la línea "es operada y supervisada de manera independiente" por el metro capitalino desde que el consorcio formado por las empresas CICSA, ICA y Alstom la entregaron en 2013.

La tragedia ocurrió el pasado 3 de mayo, cuando colapsó un puente elevado entre de la Línea 12, en la alcaldía Tláhuac de la capital mexicana, por lo que el vagón quedó encallado en forma de "V", dejando 26 muertos y un centenar de heridos.

Un informe independiente encargado por el Gobierno de la Ciudad de México a una empresa noruega concluyó que el accidente se debió a una "falla estructural" de la construcción.

La Fiscalía capitalina presentó esta misma semana las primeras 10 denuncias contra presuntos responsables del accidente, entre los que destaca Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro que planteó la construcción de la línea.

La tragedia del metro ha causado un sismo político porque salpica al canciller Marcelo Ebrard, alcalde capitalino cuando se construyó el metro, y a la actual jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ambos aspirantes del oficialismo a suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador en 2024.