EFE NewsLos Ángeles

El Tribunal de Apelaciones de California desestimó este martes los cargos contra el líder de la iglesia mexicana La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, acusado por violación de menores y tráfico de personas, argumentando fallas en el procedimiento.

Joaquín García ha estado detenido desde el 3 de junio de 2019 sin derecho a fianza y sus abogados habían presentado un recurso en el Tribunal de Apelaciones, con sede en Los Ángeles.

El Tribunal determinó que, debido a que la audiencia preliminar de Joaquín García no se realizó de forma expedita y que el acusado no renunció a ese derecho, los cargos debían ser desestimados.

La orden del Tribunal anula dos órdenes de la Corte Superior de Los Ángeles en las que se negaron varias peticiones de los abogados del acusado para desechar los cargos, en septiembre y octubre de 2019.

No está claro cuándo será liberado, ya que varias dependencias judiciales se encuentran cerradas debido al brote de coronavirus.

Joaquín García, mexicano de 51 años, estaba acusado de más de 26 delitos, entre ellos trata de personas, pornografía infantil y violación de menores.

Al menos tres de las presuntas víctimas sexuales del líder de la poderosa iglesia, que tiene su sede en la ciudad mexicana de Guadalajara, son chicas menores de edad, según la acusación hecha por la oficina del fiscal general de California, Xavier Becerra.

Alondra Ocampo, de 36 años; Susana Medina Oaxaca, de 24, y Azalea Rangel Meléndez, sobre quien existen órdenes de búsquedas y captura, también están acusadas en el caso. La orden del Tribunal no aclara si también se desestiman los cargos contra las mujeres.

En febrero pasado, Sochil Martín, una exintegrante de La Luz del Mundo que hace parte de los testigos en el caso penal, entabló una acción legal contra 10 miembros de la iglesia, entre los que se cuenta Joaquín García.

La demanda civil alega que Martín fue abusada sexualmente en repetidas ocasiones por Joaquín García y fue obligada a realizar bailes eróticos casi desnuda, entre otros actos de carácter sexual.

Además, los líderes de la iglesia supuestamente obligaron a Martín a reclutar otras jóvenes para que también atendieran al líder de la iglesia, fundada por el abuelo de Joaquín García y que afirma tener unos cinco millones de seguidores en todo el mundo.

Los abogados defensores de Joaquín García no contestaron preguntas de Efe.

La oficina del fiscal Xavier Becerra tampoco se ha pronunciado, ni aclarado si presentará nuevamente los cargos contra el líder religioso.