EFECiudad de México

Un 70 % de la niñez de México presenta síntomas de ansiedad por el confinamiento obligado por la pandemia, mientras que otros más desarrollaron adicción a los videojuegos y aislamiento social, alertaron este miércoles especialistas.

En conferencia de prensa, Claudia Sotelo, directora del Centro de Especialización en Estudios Psicológicos (CEEPI), señaló que, de acuerdo con un estudio realizado por la institución a 600 familias en México, pudieron detectar que niños, niñas y jóvenes tuvieron afectaciones mentales y emocionales debido a la pandemia.

"El confinamiento les provocó aislamiento, dejaron actividades que les permitían socializar, los niños están irritables con los padres, cambió todo radicalmente", comentó.

Se estima, señaló Sotelo, que siete de cada 10 niños presentan síntomas de ansiedad y en muchos casos se puede manifestar con tristeza, irritabilidad y asilamiento.

De acuerdo con Save the Children, antes de la pandemia se estimaba que en México había 4 millones de menores con ansiedad y tristeza asociados con la depresión, ahora calculan más de 6 millones a causa de la covid-19.

Aunado a ello, de acuerdo con los padres, entre 50 % y 60 % de la población infantil tuvieron un aprendizaje pobre.

Del mismo modo, detalló que los niños presentan índices muy altos de sedentarismo y un muy bajo aprovechamiento escolar.

Sotelo Arias reconoció que el aislamiento tuvo algunas ventajas, como una mayor interacción entre niños y padres. Sin embargo, esto también llevó a un relajamiento claro en la disciplina, pérdida de hábitos y una notable tendencia al uso de la tecnología.

MEDIDAS DE INTERVENCIÓN

Susana Salazar, coordinadora de investigaciones de CEEPI, psicoterapeuta familiar y de adultos dio a conocer una serie de estrategias de intervención para integrar a los niños a sus ambientes escolares aunque, advirtió, es un proceso que requiere tiempo.

Se trata de una prueba cognitivo-emocional que está disponible para niños, padres de familias y colegios de todo el país.

"Ofrecemos con ello una serie de estrategias de intervención de forma individual (para familias) y grupal en colegios para facilitar la reinserción escolar y académica", manifestó Salazar.

Las expertas resaltaron la importancia de que los niños trabajen en su estado mental y emocional para regresar a clases -tal y como está ocurriendo de manera voluntaria en México- y para que así tengan un buen rendimiento escolar.

"Si los niños no están bien emocionalmente será muy complicado retomar el aprendizaje escolar presencial y recuperar lo perdido desde el aspecto académico", dijo Sotelo.

Finalmente, los especialistas recordaron la importancia de atender el duelo en niños, especialmente tras esta pandemia que a muchos de ellos les arrebató a algún familiar o ser querido, con la finalidad de que retomen su vida y afronten situaciones adversas en el futuro.