EFEUSAMiami

Un sector financiero formado solo por bancos sería como un "mundo sin internet", por eso para Visa es "tan importante estar en el ecosistema" de las empresas tecnológicas emergentes, las llamadas "fintech", aunque su "socio principal" sigan siendo las entidades bancarias.

Así lo señaló este miércoles a Efe Arnoldo Reyes, vicepresidente de Alianzas Estratégicas, Fintech y Emprendimiento para América Latina de Visa, durante la jornada de clausura del evento FINNOSUMMIT Miami, organizado por Lendlt Fintech.

La empresa tecnológica enfocada en los pagos escogió este foro en Miami para celebrar la final del concurso Visa Everywhere Initiative (VEI) 2019 para América Latina y el Caribe, que está dotado con un premio en metálico de 50.000 dólares.

La empresa ganadora fue la mexicana Flexio, fundada y desarrollada por uruguayos, que ofrece a los millones de personas sin acceso a crédito en México la posibilidad de adquirir bienes y servicios en cuotas usando una tarjeta de débito.

Nathan Schorr, uno de los fundadores de Flexio, dijo a Efe que este premio significa que él y su equipo deben trabajar "aun más duro" para lograr llegar a donde aspiran, que es ayudar a más personas a acceder a servicios de salud, educación y viajes que de otra manera no podrían pagar.

El 30 % de los latinoamericanos mayores de 18 años no tienen tarjeta de crédito, es una "brecha enorme" que en Flexio "estamos motivados a reducir", agregó Schorr.

Schorr subrayó que México es el primer mercado para Flexio y la compañía tiene todavía mucho por hacer en ese país antes de expandirse internacionalmente.

Preguntado por Efe si los proveedores y vendedores que aceptan Flexio también ganan con esta solución, Schorr subrayó que uno de esos clientes ha reportado un aumento de sus ventas del 29 % al sumar a su clientela personas que antes no podían pagar sus servicios por carecer de tarjetas de crédito

Además de Schorr, son fundadores de Flexio Gonzalo Blanco, Juan Manuel Sobral y Federico Sendra, todos uruguayos.

Por su parte, Reyes subrayó que en esta edición de VEI para América Latina, la tercera, se presentaron 300 candidaturas, pero finalmente compitieron 190 empresas y de esas, solo doce pasaron a la final.

La edición de 2019 tuvo un enfoque más práctico con el objetivo de encontrar "startups" innovadoras en etapa de crecimiento capaces de revolucionar los servicios financieros.

A las concursantes se les pidió que resolvieran tres desafíos de la vida real en los espacios de comercio digital, premium y aceptación de pagos.

Este año VEI agregó un programa de inmersión enfocado en desarrollar un piloto o una prueba del concepto (PoC) con Visa y sus clientes, para ayudar a acelerar la salida al mercado de las mejores soluciones visionarias.

Reyes dijo a Efe que en anteriores ediciones hubo empresas con "conceptos muy bonitos", pero que no estaban preparadas para entrar en el mercado inmediatamente, pues necesitaban todavía desarrollar tecnológicamente su solución.

Este año eso cambió y las empresas tenían todas un mayor grado de "madurez". Entre las finalistas hubo empresas de Argentina, Brasil, México y Colombia, pero también una de Guatemala, algo muy destacable, según el vicepresidente Alianzas Estratégicas, Fintech y Emprendimiento para América Latina de Visa.

A su juicio, aunque no ganen el concurso, las empresas participantes están de suerte pues van a seguir de alguna manera relacionadas con Visa, que, según Reyes, puede decirse que fue la primera "fintech" del mundo.

Facenote, Druber y Pareto SA, de Argentina; DinDin, Zen Finance y Zrobank, de Brasil; Peiky, Tiendapp y Zinobe de Colombia; Pagalo de Guatemala, y Kublau y Flexio de México fueron las finalistas.

Hoy en días los bancos e instituciones financieras -Visa tiene relación con más de 15.000 en todo el mundo- están interesados en que la compañía con la mayor red de pagos del mundo les mantenga al día de lo que se mueve en el ecosistema de las fintech.

Visa no solo cuenta con la iniciativa VEI, también firma alianzas estratégicas con empresas ya consolidadas como Rappi, una súper aplicación para móviles con sede en Colombia y presente en nueve países, que es uno de los "unicornios" (empresas de más de 1.000 millones de capital) de la región.

Además, hace inversiones estratégicas en empresas, como es el caso de NovoPayment, una plataforma de banca como servicio, líder en su categoría y con presencia en doce países de América, con la que Visa tiene desde hace dos años una asociación estratégica, cuya ampliación acaba de ser anunciada en FINNOSUMMIT Miami.

Fundada hace 60 años, Visa cuenta con la mayor red de pagos del mundo y es "la más confiable para mover valor", señala Reyes.

Una de las mayores preocupaciones para Visa es como ayudar a la inclusión digital y por ende financiera, pero también busca elevar el nivel de aceptación de pagos, es decir que haya más negocios que acepten tarjetas de crédito.

"Hay más de 3.000 millones de tarjetas de crédito en todo el mundo y solo 50 millones de comercios físicos y en línea que aceptan el pago con tarjetas de crédito", subraya Reyes.

En América Latina, donde la economía informal tiene un peso importante, "se ve más el desbalance" que en Europa o Estados Unidos, agregó.