EFEMadrid

Un grupo de 271 militares españoles ya retirados del servicio activo firman un manifiesto para advertir contra "el deterioro de la democracia", "la imposición de un pensamiento único" y afirmar que la "unidad de España está en peligro".

El documento, al que tuvo acceso EFE, está encabezado por el teniente general Emilio Pérez Alamán, el almirante José María Treviño y el teniente general Juan Antonio Álvarez Jiménez, y es suscrito por altos mandos, oficiales y soldados.

No obstante, se desmarcan de otras formas de manifestar el descontento por parte de antiguos miembros de las Fuerzas Armadas que han generado polémica estos días en España.

"Los firmantes de esta declaración quieren manifestar su completa desvinculación y desagrado con cuanto se ha expresado en un 'chat' privado -difundido en diversos medios de comunicación- ajeno a nuestro sentir y esencia de soldados".

Aluden a una conversación de whatsapp en la que se hablaba de "pronunciamientos" y de fusilar a 26 millones de españoles, una circunstancia que la ministra de Defensa, Margarita Robles, anunció que pondría en conocimiento de la Fiscalía. También aseguró que ningún militar en activo participaba en ese foro, en el que se escribieron comentarios que "avergüenzan a cualquier demócrata".

Los firmantes del manifiesto aseguran que comparten "las mismas inquietudes" que sus compañeros de la XIX Promoción del Ejército del Aire y de la XXIII de la Academia General Militar del Ejército de Tierra, expuestas por cada una de ellas en sendas cartas al presidente del Parlamento Europeo y al rey de España.

Acusan al Gobierno de aceptar "los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al rey y los ataques a su efigie".

El Ejecutivo español está presidido por el socialista Pedro Sánchez, que gobierna en minoría con los izquierdistas republicanos de Unidas Podemos, de manera que necesita, además, el apoyo de otras fuerzas políticas para sacar adelante las leyes.

Es el caso del proyecto de Presupuestos del Estado de 2021, que el Congreso aprobó el jueves con el voto favorable también de partidos independentistas catalanes y vascos de izquierda, entre otros.

"DEFENDER LA INTEGRIDAD TERRITORIAL DE ESPAÑA"

Igualmente, consideran estos exmilitares que el Gobierno permite "violentas algaradas independentistas y golpistas con petición de indultos a condenados por sedición, así como conceder favores a terroristas con el consiguiente menosprecio a sus víctimas".

De esta manera se refieren a los nueve líderes soberanistas sentenciados a prisión en 2019 en relación con el proceso inconstitucional de "autodeterminación" de 2017 en la región de Cataluña (noreste) y al acercamiento de presos de la banda terrorista ETA a cárceles del País Vasco (norte).

El Gobierno busca, además, "el sometimiento al Poder Ejecutivo del Poder Judicial" y tratar de "imponer un pensamiento único" con leyes como la de memoria democrática (en fase de proyecto), sobre la reparación y el reconocimiento de las víctimas de la dictadura del general Franco (1939-1975).

"Mantenemos activo el juramento (...) de garantizar la soberanía e independencia de España y defender su integridad territorial y el orden constitucional, entregando la vida si fuera preciso", dicen los firmantes, que reiteran su lealtad al rey.