EFEBangkok

Un tribunal de malasia aplazó una semana el inicio del juicio contra el ex primer ministro, Najib Razak, que se enfrenta a 25 cargos en la parte central del proceso en su contra por la vasta trama de corrupción en un fondo estatal de inversión.

El exmandatario, de 66 años, acumula 42 cargos relacionados con el desvío de dinero de 1Malaysia Development Berhard (1MDB) desde que el escándalo propiciara su caída del poder en las elecciones de mayo del año pasado.

El juez decidió aplazar el juicio hasta el próximo lunes a petición de la Fiscalía, que acusa a Najib de 21 cargos de lavado de dinero y cuatro de abuso de poder por el desvío a sus cuentas privadas de 2.280 millones de ringgit (unos 546 millones de dólares o 493 millones de euros) procedentes del fondo.

El magistrado justificó la decisión para permitir que concluya un primer juicio, en marcha desde abril, relacionado con una filial de 1MDB por el que Najib se enfrenta a otros siete cargos de lavado de dinero y abuso de poder por un total de 42 millones de ringgit (unos 10 millones de dólares o 9 millones de euros).

Najib creó 1MDB en 2009, año en el que asumió la jefatura del gobierno, para atraer inversión extranjera y crear un distrito financiero en Kuala Lumpur, pero este acabó acumulando una deuda de 42.000 millones de ringit (unos 11.000 millones de dólares).

El cambio de gobierno propició la apertura de la causa judicial por este escándalo, destapado en 2015 por el diario The Wall Street Journal y el portal Sarawak Report, y en el que también están acusados la mujer de Najib, varios empresarios próximos al exmandatario y directivos de bancos.

La justicia de Estados Unidos cifró el dinero desviado del fondo en 4.500 millones de dólares de los cuales unos 1.000 millones habrían sido blanqueados en el país con la compra de propiedades inmobiliarias, yates, joyas y obras de arte.