EFEMadrid

La Fiscalía Anticorrupción de España ha archivado la investigación sobre el presunto pago de comisiones en la obra de la línea ferroviaria de alta velocidad (AVE) Medina-La Meca (Arabia Saudí), adjudicada en 2011 a un consorcio de doce empresas españolas, tras casi cuatro años de pesquisas.

El Ministerio Público no ha encontrado indicios de delito de corrupción en las transacciones internacionales y ha acordado el cierre de las diligencias preprocesales, abiertas en 2018, confirmaron este jueves fuentes fiscales.

Las diligencias se abrieron a raíz del hallazgo de las revelaciones realizadas por la alemana Corinna Larsen, quien fuera amiga íntima del rey Juan Carlos I de España, al excomisario José Manuel Villarejo sobre ese contrato.

Según las grabaciones de una conversación mantenida en 2015 en Londres, Larsen aseguró que el rey emérito Juan Carlos tenía cuentas en Suiza, donde habría cobrado comisiones del AVE y que la utilizó a ella como testaferro.

Villarejo cumple actualmente prisión provisional en España como sospechoso de varios casos de corrupción.

A primeros de marzo pasado, la Fiscalía del Tribunal Supremo español archivó las diligencias de investigación abiertas al rey Juan Carlos desde 2020, al haber prescrito los hechos o haber sucedido antes de 2014, cuando abdicó en su hijo, pues estaba protegido hasta entonces por la inviolabilidad como jefe del Estado.

Esas dos circunstancias, unidas a la "insuficiencia de indicios incriminatorios" en otros casos y a las regularizaciones fiscales efectuadas por el rey emérito, llevaron al cierre de las investigaciones.

Las averiguaciones giraron en torno al presunto cobro de 65 millones de euros por intermediar en la construcción del tren Medina-La Meca, sobre si recibió donaciones no declaradas y sobre si ocultó fondos en paraísos fiscales.