EFEMoscú

El presidente de Siria, Bachar al Asad, consideró hoy que los servicios secretos occidentales encabezados por la CIA están detrás de la muerte del británico James Le Mesurier, cofundador e importante colaborador de la organización humanitaria Cascos Blancos.

"Claro que ha sido obra de los servicios secretos. La pregunta es cuáles. Cuando hablamos de los servicios especiales de Occidente en general, los de Turquía o algunos otros países de la región, no se trata de servicios de naciones soberanas, sino de divisiones del principal servicio de espionaje, la CIA. Esta es la verdad", afirmó Al Asad en una entrevista.

Según dijo el líder del régimen sirio al canal de televisión estatal Rossía 24 y a la agencia oficialista RIA Nóvosti, "todos ellos obedecen al mismo amo y se coordinan unos con otros".

Añadió que, aunque se trata de una conjetura, "es posible, y muy probable también, que los servicios secretos de Turquía hayan hecho ese trabajo por indicación de servicios secretos extranjeros", pues "los servicios secretos de Occidente interactúan habitualmente entre ellos y entre quienes trabajan para ellos".

Según Al Asad, Le Mesurier y otro miembro de los Cascos Blancos anteriormente hallado muerto en Alemania "fueron asesinados en primer lugar porque eran poseedores de secretos importantes, al igual que lo fueron Bin Laden y Al Bagdadi", los que fueran líderes de los grupos terroristas Al Qaeda y del Estado Islámico (EI).

"Después de que esta gente desempeñara su papel, surgió la urgente necesidad de liberarse de ellos. Por eso si vemos todos estos episodios juntos como un cuadro panorámico, no creemos que se hayan suicidado o fallecido de muerte natural", sostuvo.

El cuerpo sin vida de Le Mesurier, un exoficial del Ejército británico y exfuncionario de Naciones Unidas, de 48 años, fue encontrado ante su vivienda-oficina en el centro de Estambul el lunes de madrugada, y la policía local investiga ahora si se trata de un suicidio o un asesinato.

Los Cascos Blancos sirios, apoyados por la ONG Mayday Rescue Foundation que Le Mesurier fundó en 2014, desarrollan labores de rescate en las zonas de Siria fuera del control del régimen del presidente del país árabe.

El Gobierno de Damasco y sus aliados, Rusia e Irán, han acusado a la organización de infiltrar agentes extranjeros y colaborar con terroristas.