EFELagos

Los bandidos autores del secuestro de 147 alumnos de una escuela coránica en el centro-norte de Nigeria a finales de mayo capturaron esta semana a un hombre enviado para pagar el rescate por la libertad de los 136 alumnos que permanecen cautivos, confirmaron hoy a Efe las autoridades del colegio.

"No sabemos qué hacer ahora. Una de las personas que enviamos, Kassimu, para entregar un rescate de 30 millones de nairas (unos 62.000 euros) que los padres habían conseguido recaudar, fue detenida en el bosque por ellos (los secuestradores), alegando que faltaban 5 millones", dijo vía telefónica a Efe este domingo el director del centro, Malam Abubakar Alhassan.

Un total de 147 estudiantes fueron secuestrados el pasado 30 de mayo por hombres armados que asaltaron la Escuela Islámica Salihu Tanko, en Tegina, en el estado de Niger (centro-norte), si bien once de entre 4 y 12 años fueron liberados al día siguiente, dejando a 136 en cautiverio.

"Estuvimos en contacto con ellos (los secuestradores) hace unos días a insistieron en que tanto el hombre como los menores se quedarían con ellos hasta que se pague el dinero restante", aseguró a Efe Alhassan.

Mary Noel-Berje, jefa de prensa del gobernador del estado de Níger, Abubakar Sani Bello, no respondió de manera inmediata a las llamadas de Efe.

UNA OLEADA CRECIENTE DE SECUESTROS

En los últimos meses se han incrementado los secuestros masivos en escuelas del norte de Nigeria con el fin, en muchos casos, de obtener lucrativos rescates.

Al menos 950 alumnos fueron raptados desde diciembre, según la Agencia de la ONU para la Infancia, Unicef.

El pasado 29 de mayo, 14 estudiantes de la Universidad de Greenfield, en el estado de Kaduna, fueron liberados, tras llevar secuestrados desde abril, mientras el 2 de marzo, 279 estudiantes que habían sido raptadas el 26 de febrero en una escuela pública femenina del estado de Zamfara fueron liberadas.

Ese secuestro de Zamfara, que las autoridades atribuyeron a "bandidos" activos en el noroeste del país, tuvo lugar dos semanas después del rapto por hombres armados de 38 estudiantes y profesores de la Escuela de Ciencias del Gobierno en Kagara (estado de Níger), que fueron finalmente liberados.

El pasado 11 de diciembre 344 alumnos fueron capturados en una escuela en el estado norteño de Katsina, en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Boko Haram -que hasta entonces se limitaba a atacar en el noreste del país-, aunque las autoridades culparon a bandidos.

Estos alumnos fueron localizados y liberados una semana más tarde en un bosque del estado vecino de Zamfara.

El pasado 12 de junio, el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, prometió poner fin a esos sucesos y expresó su "pésame" a las familias de las víctimas de la violencia cometida por bandidos en el noroeste y centro del país.