EFEWashington

El vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, pronunciará el próximo martes un discurso ante la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, durante una visita con la que quiere enfatizar que EE.UU. no olvida la crisis en el este de ese país, según adelantó hoy la Casa Blanca.

El viaje de Biden, que estará en Ucrania el lunes y martes próximos, es una "fuerte señal de nuestro apoyo a Ucrania", explicó bajo anonimato un alto funcionario de la Casa Blanca en una conferencia telefónica con periodistas.

Con esta visita, que será la quinta de Biden al país europeo desde 2009, el vicepresidente quiere remarcar "al pueblo ucraniano y al mundo que no nos hemos olvidado de Ucrania", pese a que la atención actual sobre Rusia esté más centrada en su papel en el conflicto sirio, de acuerdo con el alto funcionario.

Además, la fuente anotó que el Gobierno del presidente Barack Obama sigue "oponiéndose rotundamente" a la anexión rusa de Crimea y considera que todavía hay "bastante violencia" en el este de Ucrania por los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas apoyados por Moscú.

La colaboración con Rusia para tratar de resolver el conflicto sirio es algo "completamente separado" de la postura de EE.UU. ante la "agresión de Rusia en Ucrania", agregó el alto funcionario.

El lunes, a su llegada a Kiev, Biden participará primero en una mesa redonda con líderes de la sociedad civil y activistas, y después tendrá una reunión bilateral con el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y otra con el primer ministro Arseni Yatseniuk.

El alto funcionario adelantó que será el martes cuando Biden pronuncie su discurso ante la Rada, para "exponer" la política de EE.UU. hacia Ucrania y recordar a los legisladores la "obligación" que tienen de seguir luchando para ayudar a que el país "avance".

Obama y el presidente ruso, Vladímir Putin, se reunieron el pasado lunes en París, donde ambos asistieron a la Cumbre del Clima (COP21).

En ese encuentro, Obama insistió en reclamar la "plena aplicación" de las "obligaciones" de Rusia recogidas en los acuerdos de paz de Minsk y repitió que, si Moscú cumple con lo pactado, las sanciones en su contra "se pueden revertir", según la Casa Blanca.

En cuanto a la vinculación del levantamiento de esas sanciones con el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, EE.UU. y sus socios europeos están "en la misma página", aseguró hoy el alto funcionario.

Durante la conferencia telefónica, la Casa Blanca no quiso comentar si Biden anunciará en Kiev un compromiso de EE.UU. para aumentar la asistencia militar y el entrenamiento a las fuerzas ucranianas.

Durante meses, el Pentágono ha enviado a Ucrania millones de dólares en equipos de visión nocturna, cascos, equipos de radio y de primeros auxilios, mientras que otras agencias estadounidenses han contribuido con ayuda humanitaria.

Según publicó ayer The Washington Post, EE.UU. ha entregado al Gobierno de Ucrania equipo militar no letal, valorado en más de 260 millones de dólares y en algunas ocasiones obsoleto, para luchar contra los separatistas prorrusos en el este del país.