EFEEl Cairo

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aseguró este jueves desde Kuwait respecto a la negociación con Teherán para alcanzar un acuerdo nuclear que ahora mismo "la pelota está en el tejado de Irán", pero le advirtió que esta "no puede durar indefinidamente".

"Irán debe decidir sobre si volverá a cumplir (con el acuerdo nuclear). La pelota está en el tejado de Irán. Veremos si están dispuestos a regresar. Estamos comprometidos con la diplomacia, pero esto no puede durar indefinidamente", dijo durante una rueda de prensa televisada que ofreció con su homólogo kuwaití, Ahmed Naser al Sabah.

Blinken se refirió así a las negociaciones que se están llevando a cabo en Viena desde comienzos de abril para que Estados Unidos regrese al acuerdo alcanzado en 2015 para establecer límites al programa nuclear iraní, del que se salió en 2018 durante la Administración de Donald Trump, y para que Irán lo cumpla de forma íntegra.

El jefe de la diplomacia estadounidense también habló del compromiso de su país de acoger a los afganos que ayudaron a EE.UU. durante su presencia militar de dos décadas en Afganistán, sobre todo a los traductores, a quienes calificó de "valientes".

"Trabajamos para facilitar visados para que puedan venir a Estados Unidos", sostuvo, aunque apuntó que todavía están debatiendo sobre el número total de beneficiados.

La Administración del presidente Joe Biden espera trasladar a unos 4.000 afganos que sirvieron como traductores y otras funciones de apoyo para las tropas, junto a sus familias, a bases militares estadounidenses en terceros países mientras reciben el visto bueno para ir a EE.UU.

Blinken subrayó que están conversando con algunos países aliados, incluido Kuwait, sobre la posibilidad de que reciban en su territorio "de forma temporal" a los afganos que solicitaron asilo en EE.UU. "hasta que terminen los trámites" para concederles visados.

Por su parte, el titular de Exteriores kuwaití eludió revelar si su país ha aceptado acoger a algunos de los afganos y de sus familias, aunque indicó que los dos países están de acuerdo sobre los distintos asuntos tratados, como la situación en Irak y Afganistán tras la retirada estadounidense, la guerra de Yemen y el conflicto palestino-israelí.

El titular de Exteriores estadounidense llegó anoche a Kuwait procedente de la India, en su primera visita a un país árabe del golfo Pérsico, donde fue recibido por el emir Nawaf al Ahmad al Jaber al Sabah; el príncipe heredero, Mishaal al Ahmad al Jaber al Sabah, y el primer ministro, Sabah al Jaled al Hamad al Sabah, entre otros mandatarios.