EFENaciones Unidas

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, pidió hoy una mayor presión sobre el régimen de los talibanes en Afganistán, dado que la situación de los derechos humanos no ha hecho sino "empeorar", en especial para las mujeres y niñas.

"Los talibanes no han cumplido ninguno de sus compromisos", dijo Borrell en un discurso por teleconferencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, y no dudó en calificar la situación de "miserable" para las mujeres y niñas.

Lamentó además que el mundo parezca haber olvidado lo que sucede en ese país asiático, pero insistió en que la Unión Europea no lo olvida.

"Es evidente que la situación de los derechos humanos no deja de empeorar (por ello) necesitamos una presión internacional sostenida para que reabran la educación por completo a todas las mujeres y niñas.

"Tenemos que defender derechos humanos básicos que no se están respetando" en ese país, insistió.

Las escuelas de secundaria para niñas de entre 12 y 18 años permanecen cerradas desde la llegada al poder de los talibanes el pasado 15 de agosto, mientras que el acceso de las alumnas a la escuela primaria ha estado siempre permitido.

Su reapertura ha sido siempre una de las principales demandas de la comunidad internacional para reconocer el gobierno de los fundamentalistas, quienes han impuesto además numerosas trabas al ejercicio profesional de las mujeres en todo tipo de actividades.

Por su parte, el embajador francés ante la ONU recordó que la UE sigue manteniendo sus programas de ayuda humanitaria en Afganistán, pero ha paralizado todo lo relativo a las tareas de reconstrucción mientras que el régimen talibán no dé muestras de que respeta los derechos básicos.