EFEToronto (Canadá)

Canadá anunció este martes sanciones contra el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, y otros funcionarios de su Gobierno en respuesta a la "fraudulenta elección presidencial" en agosto de 2020 y la represión contra la oposición.

Canadá dijo que las sanciones contra Lukashenko también incluyen a su hijo y consejero de seguridad nacional, Viktor Lukashenko, así como altos funcionarios del Ministerio del Interior y la Comisión Central Electoral. En total, 11 dirigentes del régimen bielorruso han sido incluidos en las sanciones que también han sido adoptadas por el Reino Unido.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, afirmó en un comunicado que "Canadá no se quedará en silencio mientras el Gobierno de Bielorrusia sigue cometiendo sistemáticas violaciones de los derechos humanos y no muestra un compromiso genuino con hallar una solución negociada con los grupos de la oposición".

"Canadá y el Reino Unido están actuando de forma conjunta para asegurar que estas sanciones tienen un gran impacto y para demostrar unidad en nuestra condena de la situación. Canadá es solidaria con el pueblo de Bielorrusia mientras los bielorrusos luchan para restaurar los derechos humanos y lograr la democracia en su país", añadió Champagne.

Las sanciones impiden a individuos en Canadá, o canadienses en el extranjero, mantener relaciones económica o proporcionar servicios financieros, a los individuos nombrados. Igualmente, Canadá ha prohibido la entrada en el país a los 11 dirigentes del régimen bielorruso.

El pasado 24 de septiembre, Canadá anunció que se negaba a reconocer a Lukashenko como presidente de Bielorrusia al considerar "fraudulentas" las elecciones presidenciales de agosto.

"La toma de posesión (de Lukashneko) es tan ilegítima como lo fueron las elecciones. Canadá considera que Alexandr Lukashenko no tiene la legitimidad para ser el líder de Bielorrusia", dijo entonces el ministro de Exteriores canadiense.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos también han declarado que no reconocen a Lukashenko como el presidente de Bielorrusia.