EFEJartum

La plataforma civil Fuerzas de la Libertad y el Cambio y la junta militar que detenta el poder en Sudán desde el derrocamiento de Omar al Bashir sellaron hoy un acuerdo constitucional que servirá de pilar para el país durante los próximos tres años.

El texto será refrendado con una firma definitiva el próximo 17 de agosto, anunció el mediador de la Unión Africana (UA), Mohamed Hassan Labat.

El pacto inicial fue firmado en una ceremonia en Jartum con la presencia de los mediadores de Etiopía la UA, el vicepresidente del Consejo Militar Transitorio, general Mohamed Hamdan Dagalo alias "Hemedti", considerado el hombre fuerte de los militares, y el representante de las formaciones civiles Ahmad Rabea.

"Hemedti" afirmó en el acto que esta firma supone el "cierre de una página de la historia de Sudán caracterizada por las guerras", un paso en el que no hay "ganadores ni perdedores", pues la prioridad del pacto ha sido "la patria".

"Entramos en estas negociaciones como socios y salimos como un equipo", concluyó.

Las reacciones a la firma de ambas partes no se han hecho esperar y cientos de personas han salido a las calles del centro de la capital.

Coreando "civil, civil" mientras enarbolaban la bandera sudanesa. Así los ciudadanos se han manifestado hoy con alegría al conocer este pacto, con las bocinas de los coches acompañando los cánticos.

"Hemedti", líder de las controvertidas Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) a las que la oposición imputa decenas de muertos en los últimos meses, ha prometido también juzgar a "todos los que cometieron crímenes contra la patria".

Entre esos crímenes, aunque no hizo ninguna referencia, destaca el desalojo sangriento de la acampada de protesta frente a la sede del Ejército en Jartum el pasado 3 de junio, lo que provocó entonces la suspensión de las negociaciones.

El pasado 27 de julio, la Fiscalía sudanesa reveló los primeros resultados oficiales de la investigación, en los que reveló que al menos 87 personas perecieron y acusó a nueve oficiales del ataque de ese día, aunque dichos resultados fueron rechazados por la oposición.

De acuerdo con el texto refrendado, Sudán tendrá un Consejo Soberano, un Consejo Legislativo y un Consejo de Ministros, este último dirigido por un primer ministro nombrado por las Fuerzas de la Libertad y el Cambio y refrendado por el Consejo Soberano.

La disolución del Consejo Militar Transitorio, como paso para el inicio de esta etapa de transición en Sudán, tendrá lugar el 18 de agosto, según el documento firmado este domingo por ambas partes y al que ha tenido acceso Efe.

Al día siguiente, 19 de agosto, el máximo órgano del Estado denominado Consejo Soberano, que estará formado por once miembros: cinco militares, cinco civiles y uno elegido por ambos, tomará las riendas del país y 24 horas después, siempre según el documento rubricado, se designará al primer ministro por el mismo organismo.

El primer ministro nombrará hasta un máximo de 20 ministros el próximo 28 de agosto, que deberán ser ratificados dos días después por el Consejo Soberano, según lo previsto.

El enviado de la UA pidió hoy a todas la partes implicadas en el acuerdo que sean fieles al Estado, respeten a los aparatos de seguridad, mantengan la "independencia" de sus decisiones y cuiden a las mujeres y jóvenes sudaneses.

El acuerdo constitucional complementa el alcanzado hace tres semanas para la formación de un Consejo Soberano que gobierne el país durante los próximos tres años y tres meses, periodo durante el que se buscará levantar las bases institucionales para unas elecciones democráticas con garantías.

El país africano trata de salir así de la inestabilidad surgida tras meses de protestas contra el encarecimiento y escasez de los productos básicos que acabaron en un golpe de Estado el 11 de abril que puso fin a 30 años de gobierno de al Bashir.

Al Nur al Zaki