EFEBruselas

La fase activa de la misión naval comunitaria contra las mafias migratorias en aguas del Mediterráneo, rebautizada como "Sofía", comienza hoy con el objetivo de que pueda empezar a abordar las embarcaciones sospechosas y hacer detenciones.

En concreto, a partir de ahora esta operación naval podrá "abordar, buscar, capturar y desviar" los barcos que se sospeche que son utilizados para el contrabando o tráfico de seres humanos en alta mar, en línea con el derecho internacional.

La misión, antes conocida como "EUNavfor Med", se denominará ahora "Sofía", que fue el nombre dado a un bebé que nació el pasado 22 de agosto en uno de los barcos de la operación tras rescatar a su madre en aguas frente a las costas de Libia.

En palabras de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, la misión pasa así de su primera fase, consistente en reunir información, a la segunda, "operacional y activa", contra las redes que trafican con migrantes.

El pasado día 16 los Estados miembros ofrecieron los recursos militares necesarios en una conferencia de generación de fuerzas.

La operación comunitaria, que comenzó en junio y tiene su mando en Italia, pretende luchar contra el modelo de negocio de las redes mafiosas que trafican con migrantes en el Mediterráneo y evitar más pérdidas de vidas en el mar.

La misión es parte de un plan más amplio de la UE para gestionar las oleadas migratorias, que busca hacer frente también a las causas raíces que obligan a estas personas a dejar sus hogares, como los conflictos, la pobreza, el cambio climático o las persecuciones.