EFEWashington

El Pentágono informó este sábado del rescate de un ciudadano estadounidense secuestrado la pasada semana en Níger durante una operación de las fuerzas especiales en la vecina Nigeria.

"Las fuerzas de EE.UU. llevaron a cabo una operación de rescate durante las primeras horas del 31 de octubre en el norte de Nigeria para recuperar a un ciudadano estadounidense que había sido secuestrado por un grupo de hombres armados. Se encuentra a salvo y bajo el cuidado del Departamento de Estado", indicó el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, en un comunicado.

"Ningún miembro del equipo de rescate resultó herido en la operación", agregó Hoffman, quien precisó que varios de los secuestradores fueron abatidos por los soldados estadounidenses.

El ciudadano es Philip Walton, de 27 años e hijo de misioneros, quien residía en un Massalata, un pequeño pueblo de Níger cercano de la frontera con Nigeria.

Por su parte, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguraba en otro comunicado que "gracias al extraordinario coraje y capacidad de las fuerzas militares, con el apoyo de agentes de inteligencia, y los esfuerzos diplomáticos, el rehén será reunido con su familia".

Según los medios estadounidenses, sus captores buscaban vender a Walton a los grupos terroristas que operan en la región del Sahel, entre ellos varios vinculados al Estado Islámico y Al Qaeda, y donde en los últimos años se han producido varios episodios violentos.

En 2017, cuatro soldados estadounidenses fallecieron en una emboscada en la frontera entre Níger y Mali.