EFEWashington

Estados Unidos anunció este viernes que se ha visto forzado por las autoridades rusas a despedir a 182 empleados locales, así como a decenas de contratistas, de sus legaciones diplomáticas en Rusia y dijo que la decisión afecta la seguridad de su personal y la capacidad de relacionarse con Moscú.

Las autoridades rusas han establecido que a partir del 1 de agosto, Estados Unidos no puede contratar personal ruso, o de terceros países, para sus legaciones diplomáticas en el país, lo que obligó a Washington a despedir este viernes a decenas de personas en Moscú, Valdivostok y Ekaterimburgo.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, señaló en un comunicado que la prohibición de la contratación de personal local en Rusia, "impactará gravemente las operaciones" de las oficinas diplomáticas de Estados Unidos en el país, incluido, "potencialmente", la seguridad de su personal así como la capacidad de mantener relaciones con Moscú.

Blinken añadió que aunque lamenta la decisión de las autoridades rusas, Estados Unidos seguirá teniendo como objetivo "una relación predecible y estable con Rusia".

La decisión de Rusia se produce en medio de las crecientes tensiones diplomáticas entre los dos países y después de que Estados Unidos expulsase a 10 diplomáticos rusos e impusiese sanciones a Moscú.

Estados Unidos ha acusado a Rusia de interferencia en las elecciones presidenciales de 2020, así como de dar cobertura a piratas informáticos que han atacado en los últimos meses destacadas empresas estadounidenses.

En su comunicado, el secretario de Estado también agradeció a los empleados y contratistas locales "sus contribuciones a las operaciones y su trabajo para mejorar las relaciones" entre los dos países.

Washington ha advertido que la medida reducirá la prestación de servicios consulares, que se limitarán a la asistencia de emergencia a los ciudadanos de Estados Unidos y a la expedición de un número muy limitado de visados de emergencia.

En abril, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, señaló que Rusia no contrata personas locales para sus embajadas y por tanto puede prohibir que hagan lo propio las legaciones extranjeras acreditadas en el país.