EFEWashington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo hoy un encuentro con el Consejo de Seguridad Nacional (NSC, en inglés) para hablar sobre los avances en la guerra contra el Estado Islámico (EI) y sobre el conflicto en Siria.

"El presidente fue informado de los múltiples avances contra el EI que la coalición ha realizado en el campo de batalla de Irak y Siria", apuntó en un comunicado el NSC.

En esa reunión, el equipo de seguridad de Obama le expuso que el Gobierno iraquí ya ha "recuperado" más de la mitad del territorio que un día estuvo controlado por el EI en ese país.

También le informó de que los "socios" estadounidenses en el norte de Siria, entre ellos las milicias kurdas, "han cerrado el acceso del EI a la frontera con Turquía y al mundo exterior".

Obama "ordenó" a su equipo de seguridad "planificar operaciones" junto a los aliados que combaten en Irak y Siria para aprovechar el "momento" de debilidad de los yihadistas y generar "mayor presión" contra ellos.

Sobre el conflicto interno en Siria, Obama expresó su "profunda preocupación" que "pese a la reducción de la violencia en el país", el Gobierno de Bachar al Asad "siga bloqueando el flujo de ayuda humanitaria".

Además, enfatizó que Estados Unidos no procederá con lo acordado con Rusia hasta que se cumplan "siete días seguidos de reducción de la violencia y de acceso a ayuda humanitaria".

Siria es escenario desde el 12 de septiembre de una tregua acordada por EE.UU. y Rusia que se prolongará hasta el domingo.